Bill Gates

El duro pronóstico de Bill Gates sobre lo que puede pasar en los próximos meses de la pandemia

El empresario estadounidense hizo un llamado a la solidaridad dirigido a toda la población y advirtió sobre la importancia de cumplir con las medidas sanitarias para evitar otras 200.000 muertes.

lunes 14 de diciembre de 2020 - 4:19 pm

A pesar de no haberse erradicado aún la pandemia de coronavirus, el inminente comienzo de la vacunación en varias regiones del mundo otorga cierto margen de tranquilidad en medio de los estragos que ha causado la enfermedad; entre ellos, más de 1,6 millones de muertos. Sin embargo, y en medio del disparo de cifras de contagios por Covid-19 que ha sufrido Estados Unidos en los últimos días, Bill Gates habló de la situación que atraviesa el país norteamericano y reveló su peor pronóstico.

En ese sentido, el fundador de Microsoft no dejó pasar la oportunidad en una entrevista con CNN y advirtió que los próximos meses podría llegar a registrarse la fase más letal de la pandemia, al menos hasta que las vacunas puedan ser distribuidas

“Lamentablemente, los próximos cuatro a seis meses podrían ser los peores de la pandemia. El pronóstico del Instituto de Métricas y Evaluación de la Salud (IHME, por sus siglas en inglés), indica que habrá otras 200,000 muertes adicionales. Si siguiéramos las reglas, en cuanto a llevar cubrebocas y no mezclarnos, podríamos evitar un gran porcentaje de esas muertes. En el corto plazo, son malas noticias”, indicó.

El magnate multimillonario explicó que cinco años atrás realizó diversos cálculos ante la posible llegada de una pandemia, pensando en un mejor manejo sanitario por parte de Estados Unidos.

“Pensé que EEUU haría un mejor trabajo manejándolo. En general, cuando hice los pronósticos en 2015, dije que las muertes podrían ser más altas. Así que este virus podría ser más letal de lo que es. No estamos en el peor de los casos. Pero lo que me ha sorprendido es que el impacto económico en EEUU y en todo el mundo ha sido mucho mayor que las previsiones que hice hace cinco años”, expresó.

Además, calificó de “error” la orden ejecutiva que firmó el presidente Donald Trump para “dar prioridad a los estadounidenses” en la administración de vacunas de COVID-19: “Queremos que la economía mundial siga funcionando, queremos minimizar las muertes, y la tecnología básica es de una empresa alemana. Por lo tanto, bloquear el intercambio y la cooperación internacional ha sido perturbador y un error durante toda la pandemia”, opinó. “EEUU se ha beneficiado del trabajo sanitario de otros países, y no deberíamos ser del todo egoístas en la forma en que avanzamos”.

En su opinión, la distribución de las vacunas no debe responder a una cuestión de nacionalidad o de riqueza, sino de necesidad médica: “Después de todo, esta epidemia ha sido terrible en la forma en que exacerbó las desigualdades. Ha sido peor para los hispanos, peor para los afroamericanos, peor para los trabajadores de servicios de bajos ingresos, los hogares multigeneracionales… Una serie de cosas que significan que, en términos de elegir quién recibe la vacuna, es mejor que usemos la equidad para impulsar todas esas decisiones”, afirmó.

A su vez, expresó su postura en relación a los inconvenientes que generó la problemática transición presidencial: “Pero la nueva administración está dispuesta a confiar en expertos reales y no atacar a esos expertos. Están trazando planes claros. Entonces, creo que superaremos esto de manera positiva. Estoy satisfecho con la gente y la prioridad que el presidente electo, Biden, y su equipo están aportando a este problema”.

Y agregó: “Biden está haciendo todo lo posible para retener a Francis Collins y Tony Fauci y agregarlos a ese grupo fuerte de personas. Estas son personas que están dispuestas a admitir cuando las cosas no van bien y transmiten mensajes difíciles, especialmente sobre los próximos cuatro a seis meses. Por eso, EEUU no será uno de los peores jugadores cuando el equipo asuma el cargo”.

El magnate multimillonario insistió en que los estadounidenses también tendrán que asumir su responsabilidad y deberán dar lo mejor de sí.

“Podemos ver que esto llegará a su fin, y no quieres que alguien a quien amas sea el último en morir de COVID-19. [Los cubrebocas] no son caros. Los bares y restaurantes en la mayor parte del país estarán cerrados a medida que entremos en esta ola, y creo que, lamentablemente, es apropiado. Dependiendo de lo grave que sea, la decisión sobre las escuelas es mucho más complicada, porque allí los beneficios son bastante altos, la cantidad de transmisión no es la misma que en los bares y restaurantes”, apuntó Bill Gates.

Por último, el estadounidense anunció que se vacunará públicamente, al igual que ex presidentes como Bill Clinton, George Bush o Barack Obama: “Haré lo mismo. Cuando sea mi turno, dejaré que vean cómo me vacuno, porque creo que es un beneficio para todas las personas no trasmitir [el COVID-19]”, reveló.

COMENTARIOS