Política

La industria del cine iberoamericano pidió la salida del titular del Incaa, Luis Puenzo

Mientras que abrieron gimnasios, peluquerías y hasta teatros, los cines siguen prohibidos y se convirtieron así en el sector más postergado durante este 2020

domingo 13 de diciembre de 2020 - 9:19 pm

Después de que trabajadores de la industria cinematográfica argentina convocaran para este lunes a una manifestación para demandar al Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales (INCAA) la activación de políticas de emergencia en contexto de pandemia, su director, Luis Puenzo, perdió una importante pulseada internacional y se acerca a su salida de la institución.

El ganador del Oscar por “La historia oficial” quedó afuera de la votación de  la Conferencia de Autoridades Audiovisuales y Cinematográficas de Iberoamérica (CAACI), organismo internacional clave para el cine de habla hispana.

Si bien el ministro de Cultura de la Nación, Tristán Bauer, ya le había anunciado su decisión de querer correrlo tras un año de gestión opacada por una serie de movimientos polémicos, El Ciudadano Web anunció que sus pares de Cuba y de Venezuela, por ejemplo, votaron en contra de que Puenzo llegara al frente de la CAACI, que nuclea a los institutos nacionales de cine de Latinoamérica, España y Portugal, para demostrar su espalda internacional.

En el sector del cine mencionan la derrota como un fracaso diplomático, puesto que países afines como México, Cuba y hasta Venezuela, justo el día en que Argentina fue uno de los pocos países del continente que no condenó la elección organizada por Nicolás Maduro, votaron por España.

El viernes pasado se hizo el primer zoom para votar al nuevo secretario ejecutivo del Caaci por un año y Puenzo parecía contar con los votos. Pero el peruano Pierre Emile Vandoorne, actual secretario ejecutivo, olfateó que Puenzo no tenía el respaldo ni siquiera en su propio país y suspendió la votación para este miércoles.

Durante el fin de semana largo los productores del resto de Iberoamérica se enteraron por sus pares argentinos que Puenzo venía muy cuestionado por el sector del cine, incluso por productoras afines al kirchnerismo que lo culpan por la inacción del Incaa durante la pandemia.

Por este parate, en el que se coló una intervención judicial del Incaa en agosto, se fundió toda la línea de producción cinematográfica: actores, técnicos, directores, productores, distribuidores y exhibidores. Pero el Incaa siguió recaudando el 70% de su presupuesto que entra por vía del Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom). El sector reclamó medidas de auxilio pero Puenzo no reaccionó y ahora tendrá el próximo lunes una manifestación en la puerta de Lima 319.

En cuestión de días, Luis Puenzo recibió cartas en su contra por parte de varios sectores, incluso afines, como el manifiesto de Peronistas del Cine y el Audiovisual, que lo acusaron de elitista: “¿Por qué el peronismo se reafirma siempre en la oposición o desde el llano, con nuestrxs mejores referentes culturales, y en el ejercicio de la gestión (porque no se trata del poder) esa insistencia se diluye y muchxs dirigentes insisten en optar por la apertura vergonzante hacia las afluencias de otros ríos supuestamente más «universales», aguas que inmediatamente nos quitan el espejo de Fiorito, de Cobunco o Casabindo, y nos proponen los fulgores supuestamente sofisticados de París, Venecia o Helsinki?”, dispararon desde el referido colectivo.

Las integrantes de Acción Mujeres del Cine le indicaron a Puenzo: “No fue la pandemia, sabemos de la dificultad que trajo, pero también conocemos los esfuerzos que han hecho lxs responsables a cargo de organismos e instituciones, a nivel nacional e internacional, para resolver con eficiencia la difícil situación”.

COMENTARIOS