Mundo Insólito

Blooper viral: el insólito momento que se vivió en el bautismo de un buque en Mar del Plata

La nave, que ingresó al puerto marplatense el 25 de noviembre, estará destinada a investigaciones pesqueras y de oceanografía física, química y biológica, vitales para el desarrollo de la actividad pesquera nacional

domingo 13 de diciembre de 2020 - 8:11 pm

Lo que debía ser una jornada de celebración durante el bautismo de la nueva nave del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) en Mar del Plata, llamó la atención por un detalle particular: las autoridades no lograron romper la tradicional botella contra la proa del barco “Mar Argentino”. El momento quedó registrado en una serie de videos que rápidamente se viralizaron.

En las imágenes del acto se observa a las autoridades lanzando una botella de champagne atada con una soga contra la proa pero la misma no llegaba a romperse. De hecho se puede ver que un hombre, después de varios intentos y ya cansado de los fallidos, la tomó con sus manos y quiso partirla contra el casco pero tampoco tuvo suerte.

 

“Es durísima la calidad del vidrio, pero vamos a insistir”, se lo escucha decir al presentador del acto. Al notar que la botella no se rompía señaló: “Es impresionante esto, vamos a buscar otra o mejor vamos a descorcharla porque tenemos que buscarle la vuelta para bautizarlo. Esto es insólito”.

Ante lo inusual de la escena, y entre las risas de los presentes, decidieron conformarse con un descorche tradicional, y arrojar el líquido manualmente sobre el casco del “Mar Argentino”.

Del ‘fallido’ acto de bautismo de la embarcación participaron el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Nación, Luis Basterra, el subsecretario de Coordinación Política, Ariel Martínez y el director del INIDEP, Oscar Padin; entre otros representantes locales.

El buque – que reemplazará al antiguo “Capitán Cánepa” del INIDEP, construido en 1964 como pesquero y posteriormente modificado para la actividad científica- tiene 36 metros de eslora y 8,5 metros de manga y cuenta con propulsión diésel eléctrica, quilla retráctil y baja propagación de ruido al agua, cuya dotación está formada por 11 tripulantes náuticos y 8 científico-técnicos.

El barco es eléctrico, lo que hace que la línea de propulsión no genere ruido al ambiente, y está equipado con la última tecnología en instrumental hidroacústico.

COMENTARIOS