Automovilismo

Verstappen ganó la última carrera del año en Abu Dhabi

Por: Nicolás 'Zeta' Zalazar

El holandés Max Verstappen hizo pole position en clasificación y hoy la mantuvo. El podio lo completaron Valtteri Bottas y Lewis Hamilton.

En lo que probablemente subirá al podio como una de las carreras más aburridas y monótonas del año, la estrella de Red Bull Max Verstappen logró ponerle broche de oro al 2020 y quedarse con la victoria. La jornada tuvo pocos condimentos, (ya había campeón) así que se sintonizó, más que nada, para ver las últimas vueltas de varios pilotos en sus autos actuales.

La gran mayoría de la acción de hoy se situó en los últimos lugares de puntos de la tabla, donde las Ferraris, los McLaren, ambos Renault, los pilotos de Alpha Tauri y el canadiense Lance Stroll disputaron posiciones durante gran parte de la carrera. Pero en Racing Point el objetivo era otro y hoy no pudo cumplirse. 

Con Mercedes consagrado como equipo campeón de la tabla de constructores, y Red Bull muy acomodado en el segundo puesto, el tercero seguía vacante y tanto Racing Point como McLaren tenían posibilidades de quedárselo. Los cuatro pilotos lo tenían bien en claro así que no quisieron arriesgar de más en ningún pasaje de la jornada.

La largada fue de las más limpias del año, donde casi a rajatabla se respetaron las posiciones de la clasificación. Max Verstappen, que ha tenido malas salidas, tuvo fiabilidad en su coche y logró imponerse rápidamente. Desde allí, manejó los tiempos de la carrera y administró bien sus compuestos para no tener ninguna sorpresa.

En la vuelta N° 10, se acabó la esperanza de Racing Point de ubicarse en el deseado tercer lugar de los constructores 2020. Checo Pérez, que venía de ganar por primera vez en sus diez años de carrera, tuvo una falla en su motor que lo dejó fuera. Es importante señalar que el mexicano había largado último y con motor nuevo, por lo que el equipo tendrá que revisar de cara al próximo año.

En este sentido, a partir del próximo año la escudería pasará a llamarse Aston Martin, y contará en sus líneas con el joven Lance Stroll, (hijo de Lawrence Stroll, dueño del equipo), y el veterano y cuatro veces campeón Sebastian Vettel. El alemán viene del peor año de su carrera junto a Ferrari y no necesitará más que un auto fiable y la esperanza de crecer con Aston Martin para dar buenos resultados.

Sobre Checo, el 2021 permanece incierto. Sus últimas actuaciones fueron fundamentales para que se confirmara su capacidad en el volante y el refuerzo que puede significar para cualquier equipo, pero quedan muy pocos asientos vacantes. Se rumorea que Red Bull quiere ubicarlo junto a Verstappen, principalmente por los pobres desempeños que Alexander Albon ha tenido este año.

Con el mexicano fuera de carrera y todos en McLaren optimistas por obtener el cierre deseado, el Safety Car tomó protagonismo y le sirvió a casi todos los pilotos para cambiar sus cubiertas. Para demostrar la incapacidad táctica que han tenido en las 17 carreras del 2020, Ferrari no llamó a ninguno de sus corredores a renovar compuestos.

Sebastian Vettel había largado con los más duros, por lo que es una decisión entendible. Pero Charles Leclerc llevaba medianos (amarillos), y le hubiese venido bien aprovechar al coche de seguridad, como hicieron todos los demás pilotos menos Daniel Ricciardo, quien llevaba los mismos que Vettel.

Con esto, se sentenció el futuro de ambos Ferraris, que finalizaron 13° y 14°. Albon logró sostener la posición y finalizó cuarto, por delante de ambos McLaren. Ricciardo terminó 7°, después de Norris y Sainz, y antes de Pierre Gasly que, si bien volverá a correr para Alpha Tauri, hizo transpirar más de una vez a las personas que le negaron su permanencia en Red Bull por tener malos resultados.

Ocon cerró por detrás del francés, y por delante de Lance Stroll, que con un solo punto le negó a su escudería el tan ansiado tercer puesto en equipos. Los demás terminaron igual que todo el año, con la necesaria mención a Kevin Magnussen, que no correrá en Fórmula 1 el año que viene y ya tiene esperándole un contrato en el automovilismo estadounidense.

Romain Grosjean no pudo despedirse de la más alta competencia luego de su terrible accidente, por el que lo reemplazó Pietro Fittipaldi, nieto del gran Emerson Fittipaldi. En Haas el 2021 promete, ya que contarán con Mick Schumacher, campeón de la Fórmula 2 e hijo de uno de los más grandes corredores de todos los tiempos, Michael Schumacher.

No hay que equivocarse, Mick tiene mucho potencial y tendrá la oportunidad de demostrar que, más allá de las puertas que su apellido pueda haberle abierto (no es ni el primero ni será el último con portación de apellido en la Fórmula 1), conoce el deporte, tiene temple para decidir y coraje para arriesgar. Ojalá esté a la altura de las expectativas ya que ver su nombre en la tabla será emocionante para todos los fanáticos.

EL SEMÁFORO

El mejor: Max Verstappen. Hoy sí, hoy se dio. El holandés es rápido, implacable, arriesga siempre, y a veces tiene mala suerte, pero hoy tuvo lo que merecía.

El peor: ¿Racing Point?. Checo Pérez largó último para tener una nueva unidad de motor que, igual, falló. Tenían para pelear el tercer puesto del campeonato de constructores y se quedaron con las ganas.

Factor X: Lando Norris/Carlos Sainz. Constancia. Todo el año, haciendo un trabajo a veces poco celebrado. Largando desde abajo, sumando puntos, evitando errores, lograron el tercer puesto de equipos 2020 y podrán celebrarlo tras varios años.

 

COMENTARIOS