Alimentación

Diez beneficios de la canela

Además de darle sabor a los platos, este condimento tiene propiedades para la salud

miércoles 16 de diciembre de 2020 - 7:47 am

La canela es un condimento aromático que proviene de la corteza de un árbol llamado canelo. Esta especia es utilizada en forma de polvo o en palito para preparar diversos platos, debido a que le da un toque dulzón, y también puede prepararse en forma de té.

Su consumo regular junto con una dieta saludable y equilibrada, podría proporcionar beneficios a la salud como:

– Ayudar a controlar la diabetes porque mejora la utilización del azúcar;

– Mejorar trastornos digestivos como gases, problemas espasmódicos y para tratar la diarrea, debido a su efecto antibacteriano, antiespasmódico y antiinflamatorio;

– Disminuir la fatiga y mejorar el estado de ánimo porque aumenta la resistencia al estrés;

– Ayudar a combatir el colesterol y los triglicéridos por la presencia de antioxidantes;

– Ayudar en la digestión, principalmente cuando es mezclada con miel ya que esta última tiene enzimas que facilitan la digestión y la canela tiene un efecto antibacteriano, antiespasmódico y antiinflamatorio;

– Combatir infecciones de las vías respiratoria, ya que tiene un efecto secante en las mucosas y es un expectorante natural;

– Disminuir el apetito ya que es rica en fibras que aumentan la sensación de saciedad.

– Reducir la acumulación de grasa porque mejora la sensibilidad de los tejidos a la acción de la insulina;

– Mejorar el contacto íntimo porque es afrodisíaco y mejora la circulación sanguínea, aumentando la sensibilidad y el placer, lo que también favorece el contacto sexual;

– Disminuir la presión arterial, debido a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que ayudan a relajar los vasos sanguíneos.

Todos estos beneficios se deben a que la canela es rica en mucílagos, gomas, resinas, cumarinas y taninos que le confieren propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antibacterianas, antivirales, antifúngicas, antiespasmódicas, anestésicas y probióticas.

Por lo general, el uso en pequeñas cantidades es seguro. Los efectos secundarios se han reportado cuando se ingiere la especie Cinnamomum cassia en mucha cantidad, debido a que contiene cumarinas, pudiendo causar alergias e irritación en la piel, hipoglucemia y daño hepático en personas con enfermedades graves del hígado.

No debe ser consumida durante el embarazo, por personas con úlceras gástricas o intestinales o que posean enfermedades graves del hígado. En el caso de los bebés y niños se debe tener precaución, principalmente cuando tienen antecedentes de alergia en la familia, son asmáticos o sufren de eccema.

Fuente: Tua saude

COMENTARIOS