Mar del plata

Polémica: clausuraron un bar por vender cerveza en vasos más grandes que los permitidos

El hecho ocurrió en la ciudad de Mar del Plata y generó revuelo por los motivos que condujeron al cierre.

miércoles 9 de diciembre de 2020 - 4:03 pm

En medio de los cierres a distintos restaurantes y establecimientos por no cumplir con los protocolos adecuados contra el coronavirus, un bar en Mar del Plata fue clausurado por un hecho que despertó polémica: haber sobrepasado por 150 ml la capacidad de los vasos en los que se vendía cerveza.

El hecho ocurrió durante el pasado fin de semana largo, en que muchos argentinos eligieron a la ciudad costera como uno de los destinos turísticos para aprovechar el primer feriado de diciembre.

Durante la madrugada del martes, agentes de la Dirección Provincial de Registro y Control de la Comercialización de Bebidas Alcohólicas provincial (ReBa) clausuró “Tiki Bar”, un local ubicado en la zona de la calle Alem, en Mar del Plata.

Los motivos que llevaron al cierre del establecimiento encuentran fundamento, según los agentes, en el artículo 5 de la ley 14.050, promulgada en 2009, que establece que los bares de ese tipo “no podrán vender, expender o suministrar a cualquier título bebidas alcohólicas en vasos, copas o similar, que superen los trescientos cincuenta (350) mililitros de capacidad”.

Matías Merlo, el propietario del bar, difundió imágenes del operativo llevado a cabo y realizó su descargo correspondiente: “Tenemos diez años intachables, diez años sin ninguna clausura ni multa y hoy nos clausuran por vender cerveza en vasos de 500 centímetros cúbicos, cuando lo permitido es de 350. Con estas ganas voy a abrir el bar la semana que viene teniéndolo clausurado. Gracias Mar del Plata, gracias Reba por entender la situación y el año”.

Así mismo, en diálogo con Télam, Merlo agregó: “La verdad, desconocía el reglamento de que el bar no puede vender pintas de cerveza de medio litro. Pero después de tantos años de trabajo sin ningún problema fue absurdo el operativo en pleno fin de semana largo, con el local lleno. Vinieron un montón de policías que incautaron una pinta y agarraron a un grupo de clientes de una mesa a los que tomaron como testigos”.

Por su parte, Guillermo Montenegro, intendente de Mar del Plata, se expresó en Twitter, aseguró que la decisión le pareció “desmedida” y aclaró que el operativo no fue llevado a cabo por el municipio.

 

COMENTARIOS