Salud

Resfriado: once dudas acerca de esta infección viral

Las respuestas a algunas de las preguntas más frecuentes

domingo 13 de diciembre de 2020 - 7:19 am

El resfriado común es una infección viral del tracto respiratorio superior que por lo general es inofensiva. Suele durar pocos días y los estornudos, la obstrucción nasal y el moqueo son los síntomas más frecuentes. Muchos tipos de virus pueden causarlo y curiosamente los coronavirus son de los más frecuentes.

No obstante, a veces se pueden confundir los síntomas, sobre todo con la gripe y, consecuentemente, se puede recurrir a tratamientos inadecuados. Aunque las medidas preventivas generalizadas para evitar el contagio del Covid-19 son también un escudo frente al resfriado y la gripe.

¿Cuáles son las causas del resfriado?

Los rinovirus y los coronavirus son la causa habitual. No se producen por una bacteria. Si se detecta una bacteria es porque se ha producido una sobreinfección.

¿Hay otros factores que intervengan, como enfriarse o mojarse?

No, la causa es siempre un virus, pero el frío puede facilitar su entrada en el organismo. El organismo está trabajando contra el frío y el virus puede entrar más fácilmente. En verano también existen resfriados, sobre todo porque se daña la mucosa.

¿Quiénes son más susceptibles?

Las personas que tienen un compromiso inmunitario son más susceptibles a cualquier cuadro infeccioso.

Los ancianos tienen un sistema inmunitario envejecido, que puede derivar en una mala respuesta frente a cualquier virus. Los niños son más sensibles a los virus del resfriado común porque tienen un sistema inmunitario que tiene que madurar e ir aprendiendo a defenderse, aunque sus infecciones acostumbran a ser más leves. Los fumadores también están más expuestos porque el tabaco daña la mucosa nasal.

¿Cómo se transmiten los virus del resfriado común?

Se propagan fundamentalmente a través de diminutas gotitas de saliva que se liberan cuando una persona estornuda, tose o habla. Es más fácil el contagio en ambientes cerrados.

¿Cómo se previene?

Las recomendaciones son prácticamente las mismas que las relativas al Covid y a la gripe. La mascarilla resulta útil y hay que ser escrupulosos con la higiene de manos, toser sobre el codo, no forzar la voz, evitar lugares cerrados o poco ventilados y no exponerse a cambios bruscos de temperatura.

¿Cuáles son los síntomas?

Uno de los más característicos son los estornudos, que pueden alcanzar una velocidad de 160 km/h y una distancia de dos a tres metros. Otros síntomas son la congestión y el goteo nasal, el picor de garganta y tos por molestias en las vías altas. No suele producir fiebre ni problemas respiratorios

¿Cómo se diferencia de la gripe?

La gravedad de los síntomas determina la diferencia. La gripe está causada por el virus influenza y tiene un inicio rápido o brusco, la fiebre es con frecuencia alta, hay dolor de cabeza, agotamiento, dolores musculares y tos seca. Puede haber molestias digestivas pero son raras. La duración es otra diferencia, ya que el resfriado se prolonga de 2 a 5 días y la gripe aproximadamente una semana.

¿Y del Covid-19?

Ha demostrado tener un amplio abanico de síntomas, aunque son habituales la fiebre, la tos y la disnea (dificultad para respirar). La aparición de los síntomas suele ser progresiva y muy de vez en cuando se presentan mocos. Los pacientes tienen una opresión en el pecho, como un peso. Son frecuentes los síntomas digestivos, por ejemplo la diarrea, los neurológicos, como los mareos y la pérdida del gusto y el olfato. La infección dura una media de 14 días, pero depende del caso.

¿Cuántos resfriados se pueden tener en un año?

Los niños pueden tener nueve o diez y los adultos tres o cuatro.

¿Cuáles son las complicaciones que puede tener un resfriado?

El resfriado común no suele presentar complicaciones y no suele necesitar consejo médico. La complicación más habitual es una sobreinfección con una bacteria, sobre todo en los enfermos crónicos.

¿Cuándo hay que ir al médico?

El resfriado no suele necesitar consejo médico, sólo cuando el cuadro se complica. Cuando hay un dolor de cabeza intenso, más fiebre, dolor en el pecho o en los oídos, el moco se vuelve amarillo, aparece tos que arranca del pecho o dificultad para respirar.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS