Diego Maradona

Un sacerdote de La Plata reveló las últimas confesiones de Diego Maradona

Gustavo Rubio, de la Parroquia María Auxiliadora de Berisso, habló de cuando conoció al ex director técnico de Gimnasia

miércoles 2 de diciembre de 2020 - 2:46 pm

Diego Maradona pasó su último año de vida como director técnico de Gimnasia y Esgrima La Plata, un tiempo que resultó suficiente para todo tipo de historias al respecto. En esta ocasión el que recordó un momento junto al astro del fútbol mundial fue Gustavo Rubio, cura de la Parroquia María Auxiliadora de Berisso.

“Diego me pidió que lo bendijera a él y al equipo de parte de Dios, pero a él en especial para su vida y lo que viviera de ahí en adelante. Me dijo que lo único que quería era paz”, relató en diálogo con Mañana Sylvestre, el programa que conduce Gustavo Sylvestre en Radio 10. “Me llamó la atención que llamara un cura, pensé que era para sacar la mufa y no”, añadió.

“Uno tiene la imagen superficial de Maradona, de lo que uno ve en la televisión y en los diarios. Me impresionó mucho encontrarme con el hombre, con un semejante, y pidiendo paz ‘para lo que Dios me regale de vida aquí en adelante'”, completó el sacerdote y recordó que Diego siempre se mostró “agradecido con la vida y con Gimnasia”.

Sobre aquel emotivo encuentro también rememoró: “Diego me dijo, con sus palabras: ‘Yo me mandé muchas cagadas en la vida, muchas, y me arrepiento, pero tuve cosas buenas en la vida’, y habló de afectos y del fútbol”. Y siguió: “A mí me impresionó que Diego pudiera reconocer las faltas, las macanas que uno se manda, y me dijera: ‘Yo no soy ejemplo para nadie’. Era importante que quisiera reconocer sus límites y su pequeñez”.

Por último destacó cuando el ex entrenador del Lobo habló de Don Diego y Doña Tota: “Cada vez que hablaba de ellos lo hacía con mucha admiración, con mucho cariño, se le llenaban los ojos de lágrimas”.

COMENTARIOS