Salud

Qué tipos de daltonismo existen y cuáles son sus características

Cuáles son las causas que generan esta enfermedad y sus tratamientos

sábado 5 de diciembre de 2020 - 7:25 am

Cuando existe algún problema con la percepción de los colores a través de la visión, podría ser una señal de daltonismo. Aunque algunos casos de esta enfermedad, tienen que ver con otros problemas que afectan la visión.

El daltonismo tiene que ver con la diferencia que existe al percibir los colores. Debido a esto, dicha enfermedad no está relacionada con problemas de ceguera. Se tiene problemas para diferenciar ciertos colores, como por ejemplo entre el amarillo y el azul, o entre el verde y el rojo.

Es una enfermedad hereditaria que afecta comúnmente a los hombres. Y aunque las mujeres también pueden padecer daltonismo, no es tan frecuente. Una de las más comunes es la dificultad para percibir los colores verde y rojo. Con menos frecuencia, desarrollan rasgos que les impida identificar el amarillo y el azul.

Al existir ciertas incoherencias en las células receptoras de color, se desarrolla el daltonismo, y este problema ocurre en el interior de la retina. Donde no existe una respuesta apropiada hacia las ondas de luz, permitiendo que perciba una diversidad de colores.

Entre las causas del daltonismo más importantes se encuentra la herencia genética. Relacionada con las deficiencias que existen en ciertas células conos, o la ausencia de estas. Sin embargo, aparte de la composición genética, también hay otras causas de esta enfermedad:

Medicamentos: existen algunos que generan distorsiones en la percepción de los colores mediante la visión. Ciertos antipsicóticos, como en el caso de la tioridazina y la clorpromazina, podrían provocarlo.

De igual manera, antibióticos como el etambutol, usado como tratamiento en la tuberculosis, puede causar alteraciones en visión de los colores. Efectos adversos como estos deben ser considerados por el especialista, antes de prescribir dicho medicamento.

Medicamentos para la epilepsia como la tiagabina, son capaces de disminuir la visión en los colores hasta en un 41%. No obstante, algunos especialistas afirman que estos efectos no ocurren de forma permanente.

Afecciones: otra de las causas es la presencia de las cataratas. Enfermedades como esta decoloran la percepción en los colores, provocando que se observen menos brillantes.

Padecer la enfermedad de Parkinson también podría ocasionarlo. Se trata de un trastorno neurológico, que afecta también a las células receptoras del color generando daños en las mismas, dejándolas incapaces de funcionar adecuadamente.

Así mismo, padecer el síndrome de kallma, podría ocasionar su aparición. Dicha afección ocasiona fallas en el funcionamiento de la glándula pituitaria, conduciendo a un desarrollo inusual en el género. Donde el daltonismo podría formar parte de los síntomas que manifiestan en el trastorno.

Otras causas: también podría estar relacionado con las señales del envejecimiento, ya que se produce un daño en las células que están dentro de la retina. Lesiones o daños en el cerebro, sobre todo en las áreas que tienen que ver con la visión, son otra de las causas.

Por otra parte, la exposición prolongada a productos químicos altamente tóxicos, como en caso del estireno, podrían ocasionar esta enfermedad, puesto que se encuentra relacionado por perder la capacidad para distinguir los colores.

Síntomas o consecuencias

Tienen que ver exclusivamente con la manera en la que son percibidos los colores. Contrario a lo que algunos piensan, es poco común que algún paciente observe solo escalas de grises.

En su mayoría observan los colores, pero algunos de ellos son descoloridos o confundidos con otros. Sin embargo, esto tiene que ver con la clase de deficiencia visual que tenga.

Si en algún momento se llega a notar alguna anormalidad en la percepción de colores, o es distinta a lo que era antes, será necesario contactar con un especialista. Perder la visión en los colores, o que exista alguna falla en la retina, podría ser señal de padecer otro problema de salud.

Tipos de daltonismo

Teniendo en cuenta la procedencia genética, se podría clasificar como adquirido o como hereditario. No obstante, también se clasifica tomando en cuenta la capacidad que se tiene para percibir ciertos colores.

Acromático

Este es uno de los casos más graves. Donde quienes lo padecen solo pueden observar en blanco y en negro, junto a escalas de grises. Ocurre porque no cuenta con conos dentro de su retina, o tiene un daño neurológico importante. De todos los tipos es el más raro, ya que solamente se desarrolla 1 caso entre 100.000 personas.

Dicromancia

Es una clase de daltonismo que está entre la clasificación moderada, y donde no se percibe uno de los tipos de luz existente. Y dentro de este tipo existen tres modalidades:

Protanopia: existe una ausencia total en los fotorreceptores que perciben el color rojo. Ocasionando deficiencias en la percepción, con unas longitudes de ondas que son demasiado largas. Al observar el color rojo, lo perciben como gris o como un color crema.

Deuteranopia: los fotorreceptores ausentes son los que se encargan de percibir el color verde, donde la longitud de las ondas es media, y es la forma menos grave.

Tritanopia: este es el tipo más raro de todos, y donde existe la ausencia total de los receptores del color azul. La dificultad se presenta para las longitudes de onda cortas, y el amarillo es percibido como si se tratara del rosado.

Monocromía

Llamada también daltonismo extremo o total, la visión también es en blanco y en negro, con ciertas gamas de grises. Un caso como este si posee conos dentro de la retina, pero están ausentes dos de los pigmentos que necesitan estar en dichas células. El número de afectados con esta enfermedad es muy poco.

Tricromía anómala

Quienes se encuentran afectados por esta clase de daltonismo, poseen conos en la retina defectuosos, ocasionando la confusión en los colores. Siendo esta la clasificación más común y también cuenta con varias modalidades:

Protanomalía: problemas para diferenciar el color rojo.

Deuteranomalía: dificultades en la percepción del color verde.

Tritanomalía: anormalidad para la observación del color azul.

Tratamiento

Actualmente no se ha descubierto algún tratamiento en caso de ser hereditario. No obstante, existen algunas estrategias que ayudan a tener una mejor orientación de los colores. En su mayoría, se adaptan sin problemas a las deficiencias en observar ciertos colores.

También existen anteojos con filtros de color, o lentes de contactos especiales para los que padecen esta enfermedad. Estos no son una cura, sino que ayudan a identificarlos mucho mejor y mejorar la visión de estos.

Técnicas de memoria en el orden de los colores de los semáforos, o marcar los objetos con el color que no se percibe, también es otra manera de sobrellevarlo.

Fuente: Mentes curiosas

COMENTARIOS