Diego Maradona

Cruces entre Nación y Ciudad por el fracaso del operativo de seguridad durante el velorio de Maradona

Tras el posteo que publicó el Ministro del Interior y el comunicado del Ministerio de Seguridad de la Nación por los incidentes en Casa Rosada, los diferentes referentes del Gobierno de la Ciudad salieron a responder las acusaciones.

jueves 26 de noviembre de 2020 - 11:36 pm

Tras los desmanes dentro y fuera de la Casa Rosada durante el velatorio de Diego Armando Maradona, el operativo de seguridad se desbordó y cientos de fanáticos se colaron en el edificio donde velaban al ídolo futbolístico y el féretro debió ser trasladado a otro salón para quedar a salvo del tumulto.

La decisión final de la familia de Maradona fue frenar el velatorio a las 16:30 para dar paso a su velatorio en Bella Vista, luego de que se anunciara una extensión hasta las 19. Ante este escenario, la olla de presión explotó y las fuerzas de seguridad apostadas en la zona de la Casa de Gobierno levantaron los escudos, tiraron gases, pegaron palazos y se llevaron detenidos.

Desde el Gobierno culparon, entonces, a la Ciudad por reprimir a los fanáticos y apuntaron directamente el jefe de gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. Y desde el gobierno porteño, señalaron a que la organización integral del velatorio en la Casa Rosada estuvo a cargo del Ministerio de Seguridad encabezado por la ministra Sabina Frederic.

El primero que salió a politizar el velorio del Diez fue el ministro Eduardo Wado de Pedro, quien en un tuit responsabilizaba a Rodríguez Larreta y al vicejefe porteño, Diego Santilli, por los disturbios ocurridos en la casa de gobierno.

Le exigimos a Horacio Rodríguez Larreta y Diego Santilli que frenen ya esta locura que lleva adelante la Policía de la Ciudad. Este homenaje popular no puede terminar en represión y corridas a quienes vienen a despedir a Maradona”, escribió.

Desde el lado de Ciudad, no tardó en llegar la respuesta y Santilli respondió a la acusación proveniente de Nación: “El operativo lo organizó la Casa Rosada y nosotros colaboramos. La orden de interrumpir la fila la dieron las fuerzas de seguridad nacionales. En ese momento, un grupo empezó a tirar piedras y palos y nuestro límite es la violencia. Parece una costumbre echarle la culpa al otro“, aseguró el funcionario.

Sin embargo, en un nuevo comunicado, el ministerio a cargo de Frederic ofreció una narrativa distinta: “Queremos que quede claro: este Ministerio ni ninguna de las fuerzas a su cargo ha dado ni recibido orden alguna de ejercer la violencia sobre las personas que se encuentran en las inmediaciones ni adentro de la Casa Rosada“, afirmaron.

“Es absolutamente falso que las fuerzas policiales y federales de seguridad hayan recibido la orden de reprimir ni de participar de la represión”, indicaron desde el Ministerio de Seguridad de la Nación, desligándose de los disturbios ocurridos en la Avenida 9 de Julio.

La arteria principal de la Ciudad de Buenos Aires, explicaron, es jurisdicción del gobierno porteño: “Es la Policía de la Ciudad de Buenos Aires la que posee la responsabilidad primaria del operativo“, especificaron, contradiciendo las declaraciones de los mandatarios porteños.

Incluso, responsabilizaron a la Policía de la Ciudad por los incidentes: “Los desmanes generados por la policía de CABA produjeron una presión sobre las personas que estaban aguardando para ingresar a la Casa Rosada, por lo que, en función de evitar que cualquiera de ellas sufriera asfixia, aplastamiento o contusiones por esa presión, se decidió correr las rejas. El corrimiento de esas rejas fue necesario para que se pudiera restablecer el orden en la Plaza de Mayo. Las Fuerzas Federales, una vez que la presión empezó a ceder, retomaron su despliegue preventivo para que pudiera reiniciarse el velatorio de Diego Maradona”.

Las declaraciones no tardaron en despertar la indignación del resto de los dirigentes opositores, quienes cruzaron al gobierno nacional a través de las redes sociales: “Al dolor por la partida de Diego se suma el lamentable espectáculo de hoy. Da vergüenza que en medio de esta tristeza colectiva, estén intentando sacar rédito político de TODO, sin hacerse cargo de NADA. Pobre familia que aún no lo puede despedir con la paz necesaria”, tuiteó el senador Martín Lousteau, que lo acompañó con una captura del comunicado de Seguridad.

Otra de las que salió a desestimar las palabras del Ministro fue Patricia Bullrich que puso en sus redes: “¡Demagogia y barrabravas son dos caras de la misma moneda!”. Y, vía Twitter, la presidenta del PRO siguió: “La responsabilidad de lo que está sucediendo es del Presidente de la Nación por permitir el velatorio en Casa Rosada. Quisieron apropiarse de un símbolo y sólo generaron violencia y destrucción”. denunció.

Por su lado Maximiliano Ferraro, de la Coalición Cívica le respondió directamente al tuit de Wado de Pedro: “No tienen vergüenza. Háganse cargo de su ineptitud, irresponsabilidad y utilización y especulación política. Tristes y lamentables imágenes que recorren el mundo”, aseveró.

El titular del Radicalismo, Alfredo Cornejo, también dijo lo suyo y agregó: “el gobierno de Alberto quiso hacer suyo el velorio de Maradona”. “Lo hizo en un lugar cerrado y en plena pandemia. Podía terminar mal y terminó mal. ¿La respuesta del gobierno? Echarle la culpa a otro. Que se hagan cargo de sus decisiones”, acusó.

Por último, el diputado nacional Mario Raúl Negri escribió: “Quisieron meter un millón de personas en la Casa de Gobierno para despedir a Maradona. Faltó sentido común y sobran imágenes caóticas. Encima no se hacen cargo y culpan a otros.”

COMENTARIOS