Coronavirus

Dinamarca: Sacrificaron mas de 15 millones de visones para prevenir un brote de Covid-19 y ahora los cadáveres están emergiendo de la tierra

Pese a no representar un riesgo de contagio, quienes viven cerca de los lugares de entierro se han quejado por los olores de los cuerpos

jueves 26 de noviembre de 2020 - 12:36 pm

Semanas atrás, el gobierno del Reino de Dinamarca tuvo que tomar la drástica decisión de sacrificar a mas de 15 millones de visones tras descubrirse que poseían una mutación del Coronavirus, incluso el gobierno llegó a pagar a los agricultores por cada animal que mataran, junto con una bonificación si los animales eran sacrificados durante los 10 primeros días de emitida la orden. Doce personas habían sido contagiadas por dicho animal y suponían un riesgo para la efectividad de las vacunas, sostuvo la primera ministra, Mette Frederiksen.

Luego del revuelo que generó la medida, la situación había quedado en el pasado hasta que un hecho insólito puso al tema devuelta en boca de todos: los cadáveres de los visones están emergiendo nuevamente a la superficie.

Así lo han reportado medios locales, que afirman que ello es consecuencia de los gases que se producen durante la descomposición de los restos. Por ende, en West Jutland, región donde se sacrificaron millones de especímenes, han tenido que volver a enterrar los cadáveres.

Pese al peligro que pudiese presentar, las autoridades afirman que no hay riesgo de contagio, pero las impactantes imágenes ya circulan por las redes danesas donde internautas no han dudado de calificar este suceso como el despertar de los ‘visones zombies’ y bromear con que pronto habrá películas sobre el hecho.

Según los funcionarios daneses el problema ocurrió porque algunos de los pozos donde enterraron los visones solo tenían un metro de profundidad, lo que facilitó que los cuerpos se llenaran de gases y salieran a la superficie. Dijeron que se está agregando más tierra a los pozos para evitar que ello vuelva a suceder.

“En relación con la descomposición se forman gases, lo que hace que el visón se expanda un poco (…) De esa manera, en el peor de los casos, son empujados fuera del suelo”, dijo Thomas Kristenser, portavoz de la Policía Nacional, en declaraciones entregadas a la emisora DR y citadas por The Daily Mail.

Los daneses que viven cerca de los lugares de entierro de los animales se han quejado por los olores de los cuerpos en descomposición. Según las autoridades, no representan ningún peligro, pero ahora que los cuerpos están resurgiendo a la superficie, el actuar rápido para rellenar los pozos y reiterar que no hay riesgos de infecciones ocupa a las autoridades danesas.

Pese a las críticas y los problemas, las autoridades y políticos que apoyaron la decisión la reclaman como una victoria, pues desde el pasado 15 de septiembre no hay reportes de contagios con la nueva mutación del virus.

COMENTARIOS