Crisis en el fútbol argentino

El fútbol ingresó en la disputa de poder entre Alberto, Cristina y Massa

Cada sector del oficialismo ya tiene su peón dentro de la AFA y busca quedarse con el poder

martes 24 de noviembre de 2020 - 6:05 pm

El fútbol y la política son dos mundos inseparables en el que uno y otro se condicionan al mismo tiempo. La AFA es un ejemplo de ello. En un gobierno kirchnerista con tres cabezas completamente distintas (Alberto Fernández, Cristina Kirchner y Sergio Massa) cada uno tiene su delfín en el organismo que maneja los hilos del fútbol argentino.

Según sostiene el medio Expediente Político, en la cúspide del poder Kirchnerista-peronista quieren desplazar al Chiqui Tapia. No confían en el yerno de Moyano, aunque sea para Alberto un líder sindical ejemplar.

Pablo Toviggino, socio del Chiqui, es clave en el poder de Tapia en el Ascenso ya que lo mantiene a flote pese a la resistencia de los llamados clubes grandes. Ambos comparten poder y placeres mundanos con viajes y compañías vip en aviones pagados por la AFA.

Chiqui y su socio santiagueño, Pablo Toviggino, surfean en medio de olas cada vez más tormentosas. El actual presidente de la Nación  sospechar sobre la complicidad de este duo mandamás de la AFA en aquel golpe que dejó también desairado a su amigo, Luis Segura, ex presidente de Argentinos y de la AFA.

Un personaje claro, como representante de los intereses de Alberto Fernández en esta interna, es el actual Presidente del Tribunal de Disciplina, Fernando Mitjans (h). No es de publico conocimiento que este abogado, que estudió con Alberto, es además el marido de la actual Ministra de Justicia, Marcela Losardo.

Mitjans no es nuevo en el mundo AFA ya que su poder se cultivó con Don Julio Grondona. Desde ese sitial del Tribunal de Disciplina intenta jaquear a Chiqui y elevar como sucesor a Nicolas Russo, presidente de Lanús, muy cercano a Sergio Massa, afirman desde Expediente Político.

Por el momento, Massa y Alberto son aliados por conveniencia, de igual manera que en el gobierno nacional.

La línea dura de Cristina y La Cámpora tiene su candidato para el sillón 2021, y es el presidente de Racing, Víctor Blanco, sumido en una profunda crisis en el club por la salida del manager e ídolo de la Academia, Diego Milito.

Por su parte, Máximo Kirchner habla con un ansioso Víctor Santa María que de tanto concentrar poder en medios le gustaría progresar de la misma manera en la interna de la AFA. El Secretario General de FATERYH,​ y presidente de UITEC, tuvo experiencias truncas en el mundo del fútbol al presentarse en varias ocasiones a la presidencia de Boca. Sin embargo, no se da por vencido.

COMENTARIOS