Seguinos en nuestras redes

Cultura

Entrevista a Joaquín Sánchez Mariño: libros, viajes y el armado de una comunidad de periodistas

En diálogo con Nexofin, el comunicador y escritor detalla sus inicios, narra sus historias por el mundo y comparte sus iniciativas personales en torno al oficio

Viajar es uno de los grandes placeres de la vida y hay personas que logran incluir esta actividad en su vocación. Con un estilo activo e inquieto, Joaquín Sánchez Mariño es un periodista que acumuló experiencia en el mundo de la comunicación en base a coberturas internacionales y proyectos locales que cosecharon elogios entre sus colegas.

Joaquín nació en 1985 y en sus redes sociales se presenta con una contundente frase de vida: “Presto mi atención a quien no cuenta con la atención del otro”.

A lo largo de su carrera, hizo coberturas en Haití, Mozambique, Rusia, Mongolia, India y Myanmar, entre otros exóticos lugares. En la parte escrita, se destaca por su participación en La Nación, Infobae y Red/Acción; también colabora con Vice México.

En febrero del 2019 viajó a Venezuela para hacer una crónica del estado actual del país bolivariano y en base a esos contenidos publicó el libro En Venezuela, postales de un país al borde del colapso.

Publicidad

Su último proyecto es Under Periodismo, un intento por realizar periodismo desde el lugar de los hechos y por fuera de las reglas del mercado, apostando a hacer coberturas independientes y colaborativas, y echando mano a todas las herramientas narrativas disponibles.

En diálogo con Nexofin, el comunicador y escritor detalla sus inicios, narra sus historias por el mundo y comparte sus iniciativas personales en torno al oficio.

Nexofin (N): ¿Cómo fueron tus comienzos en el periodismo?

Joaquín Sánchez Mariño (JSM): Fueron en la revista Gente; estudiaba Comunicación y hacía una suplencia de un puesto organizativo. Tenía relaciones con los periodistas y asistía.

Publicidad

Cuando terminó la segunda suplencia, pregunté si me podía quedar en la Redacción aunque no cobrara. Luego, empecé a hacer notas y no pare. Fue hace 13 años.

N: De no haber seguido la carrera, ¿hubieras hecho abogacía o la escritura?

Estudiaba Derecho y lo dejé. Empecé Comunicación y ahí entre a Gente. Lo dejé pronto; en las clases me la pasaba escribiendo.

No era para mí; tenía una idea de lo que era la Abogacía que tenía que ver con las series norteamericanas y no con la realidad argentina. No sé qué hubiera sido; por el lado de la escritura y el arte, sin duda.

Publicidad

N: Con el avance de las tecnologías y las nuevas maneras de comunicar, ¿cuál crees que es la red social del futuro?

Seguramente alguna que no existe. Todavía le queda un poco más para desarrollar a TikTok, Twitter e Instagram.

Me quedó resonando la pregunta. Ojalá sea una que nos expulse un poco; nos obligue a moderar nuestro tiempo en ella. Sería lo más sano.

N: Llámese Facebook, Twitter o Instagram, ¿cómo ha sido tu adaptación a ellas?

Publicidad

No tuve hasta los 28 años. En 2012 presente una novela y tuve un viaje largo; ahí me arme un Facebook. Cuando empecé, lo hice con todo.

Sospechaba que si me armaba una red social, iba a estar mucho tiempo. Tenía razón y caí abducido por la máquina de las redes sociales.

N: Redactaste el libro En Venezuela, postales de un país al borde del colapso, ¿cómo ha sido ese proceso?

Fui el año pasado buscando historias. Antes, había publicado dos novelas. Fue un proceso muy rápido; así lo demandaba la actualidad y la editorial.

Publicidad

Hoy no lo haría tan rápido; me pareció una mala manera de trabajar una investigación. Sin embargo, fue una gran prueba de oficio.

N: ¿A qué público lo recomendarías?

Comulgue un poco toda mi admiración por los grandes cronistas de la época como Ryszard Kapuściński, Martín Caparrós… esa es mi búsqueda a la hora de escribir un libro.

Trato que no sea un libro meramente informativo. Obviamente, se lo recomendaría a gente que le interese la crónica de viaje, la situación de Venezuela y las historias de la gente.

Publicidad

N: ¿En qué lugar se encuentra hoy el país gobernado por Nicolás Maduro?

Está un poco mejor, por lo que me cuentan mis amigos allá. Cuando fui era una época muy picante; entraron más alimentos y abastecimiento.

Sigue siendo complicado: el dólar, una devaluación galopante, los precios son inaccesibles, el sueldo mínimo y no hay medicamentos.

Cuando uno mira en contexto del coronavirus que no fue ten feroz, no tienen la manera de enfrentarlo. La violación de los derechos humanos ya lo conocen todos; el informe de Michelle Bachelet fue contundente. Espero que haya un cambio pronto.

Publicidad

N: Viajaste para coberturas en Haití, Mozambique, Grecia, Rusia, Mongolia, India y Myanmar, ¿qué país aún no recorriste y te gustaría?

Todavía tengo pendiente bastantes destinos de África. También, mi gran cobertura pendiente es Medio Oriente.

Publicidad

Este año estaba yendo a Siria en marzo; no lo podía creer, tenía mi visa y era el hombre más feliz del mundo. Y bueno, la pandemia.

N: ¿Cómo fue tu experiencia al estar en Beirut, cuando explotó la pandemia?

Fue interesante; el Líbano es un país muy multicultural y rico. Hoy está pasando una crisis económica feroz.

Para todos, en ese tiempo, las experiencias estuvieron tomadas por la crisis coronavirus y no tanto por lo que había alrededor.

Publicidad

N: Contanos del proyecto Under Periodismo, ¿cómo lo resumirías y quiénes te acompañan?

Cuando fui a Medio Oriente, tenía la idea. Sentía que necesitaba hacer un periodismo que no fuera sólo mío. Somos seres sociales; quise llevarlo a una cuestión colectiva.

Compartir un espacio por fuera de los medios. Así como los poetas tienen la tradición de juntarse y de hacer lectura juntos. Los escritores, actores y músicos, también.

Publicidad

En periodismo, no hay tanto de eso. Hay una competencia medio nefasta; quería armar una comunidad ligada al arte de unirse.

Por eso el término Under como el teatro; es una plataforma para periodistas independientes con un modelo de financiación que es un poco peculiar: el periodista publica y después se encarga de militar su nota para que la gente que la lee brinde un aporte.

Cambiar la cultura de que la información es gratis y que periodismo se hace desde el aire.

N: ¿De qué noticia te gustaría informar, para conectar con los lectores?

Publicidad

A mí me gusta informar de las cosas que me van apasionando que son muy cambiantes. Ahora, el conflicto de los refugiados.

N: Vamos con un pequeño ping-pong, ¿anécdota preferida?

Me acuerdo en Mongolia en 2012 viajando un mes en una van con dos amigos. Allá no hay rutas y dormíamos en carpas. Justo agarramos la época de migración y levantábamos gente.

Publicidad

No me olvido más esa vida nómada: la libertad y el descubrimiento de que la vida quería que fuera así. Atravesando caminos sin ruta y parando a dónde pudiera.

N: ¿Una aplicación que no usarías?

Usaría cualquiera. No me interesan demasiado las de citas, por ejemplo.

N: ¿Consejo a la hora de visitar otras culturas?

Publicidad

Tratar de vivir como los que están allá.

¿Estás escribiendo o sentís ganas de realizar otra novela?

Estoy escribiendo; no sé si era una novela o ficción. Tiene que ver con la historia de una persona que me contrató para escribir un libro; a partir de eso, pasaron muchas cosas.

N: ¿Cómo es tu método de escritura?

Publicidad

Anárquico. A veces, escribo y fluye; otras, no sale nada. Es un poco agotador; si hablamos de literatura, es como que entro en temporadas de enamoramiento.

N: ¿Qué estás leyendo?

Estoy terminando de leer la novela “Un poeta chileno” de Alejandro Zambra; leí todas sus obras, lo entrevisté varias veces y lo conozco. La recomiendo.

N: Para cerrar en un concepto, ¿Joaquín Sánchez Mariño es…?

Supongo que inquieto.

Cultura

Video: así fue el tortazo de un joven ecologista a la Gioconda

En las últimas horas se conoció el momento exacto en el que un joven en silla de ruedas arroja una torta contra el cristal que cubre la obra de arte de Leonardo Da Vinci

La noticia de que un joven había arrojado un tortazo contra la Gioconda en el museo del Louvre conmocionó al mundo del arte. Con el correr de las horas, se confirmó que el joven, quien se trasladaba en silla de ruedas y portaba una peluca, no logró dañar la pintura de Leonardo Da Vinci gracias al vidrio protector que recubre a la pieza de arte.

Susto en Francia: le tiraron una torta a la Mona Lisa en el Museo del Louvre

“Piensen en la tierra, hay gente que está destruyendo la tierra. Todos los artistas piensen en la tierra. Por eso hice eso”, gritó el joven tras el ataque. Los efectivos de seguridad actuaron rápido y detuvieron al joven, que intentó dañar una obra de arte valuada en 2.500 millones de dólares.

En las últimas horas se conoció un video del momento exacto del ataque: subido a las redes sociales por un testigo que estaba filmando la obra de arte, la escena muestra al joven batiéndose contra los efectivos de seguridad y arrojando un tortazo que impacta entero en el cristal protector.

Publicidad

Publicidad

El Louvre, cerca de convertirse en víctima de su propio éxito

 

Continuar leyendo

Cultura

“A algunos no les va a gustar”: duro discurso de Guillermo Saccomanno al abrir la Feria del Libro

El autor cuestionó que el evento se hiciera en La Rural, “instigadora de golpes militares que asesinaron a escritores”, y el carácter “comercial” del encuentro, entre otras cosas

Guillermo Saccomanno no dejó sector ni tema de coyuntura por tocar en el texto con el que quedó inaugurada esta noche la 46° Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Fue presentado ante un nutrido auditorio de La Rural y comenzaron los aplausos, pero advirtió: “No se adelanten… A algunos no les va a gustar”.

El escritor y ensayista también denunció excesos de los productores nacionales de papel y señaló en tono crítico la decisión de hacer hace tantos años el evento en La Rural, institución “que fue instigadora de los golpes militares que asesinaron escritores y destruyeron libros”.

Publicidad

Saccomanno tampoco dudó en incomodar a los organizadores y contó que al aceptar dar el discurso y pedir que le paguen, después supo quiénes estuvieron en contra.

“Me enteré, a través de algunos amigos, algunos editores, y no daré nombres, supe de quienes se opusieron al pago. Su argumento consistía en que pronunciar este discurso significaba un prestigio. Me imaginé en el supermercado tratando de convencer al chino de que iba a pagar la compra con prestigio”, explicó.

“Es una paradoja o responde a una lógica del sistema que esta Feria se realice en la Rural, que se le pague un alquiler sideral a la institución que fue instigadora de los golpes militares que asesinaron escritores y destruyeron libros”, siguió y también criticó que no haya apoyo del Estado para hacerla en otro lado.

Entre sus cuestionamientos, también hubo un repudio a las gestiones de los ministros porteños Soledad Acuña, de Educación, y Enrique Avogadro, de Cultura y presente en el auditorio.

Publicidad

De todas formas, el escritor, que en todo momento estuvo relajado, se declaró también optimista con las nuevas camadas de escritores: “Son varias las generaciones que, en el presente, desde la diversidad y la disidencia, están generando escrituras cuestionadoras”. Para cerrar, declaró, ya en medio de una ovación y teniendo en cuenta las dificultades planteadas: “No cambiaría este oficio por nada”.

Continuar leyendo

Ciencia

El desconocimiento del idioma inglés entre los científicos de la CONAE costará millones de pesos

La mayor parte del personal de la Comisión Nacional de Actividades Espaciales de Argentina no conoce el idioma, por lo que se destinarán varios millones a cursos online durante un año

La Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) es una agencia nacional que tiene la misión, de acuerdo a su propio sitio web, de promover y ejecutar actividades en el área espacial con fines pacíficos en el ámbito productivo, científico, educativo y para la creación de tecnologías nacionales innovadoras.

A esta agencia del gobierno argentino del Plan Nacional Espacial se le destinan millones de pesos anuales. Sin embargo, la mayoría de los científicos que la integran no saben hablar inglés. 

Esta información se desprende del proceso de compra número 15-0004-LPU22, que publicó recientemente la Subgerencia de Compras y Contrataciones del organismo, a través de la cual se contratará un “Curso de idioma inglés para el personal de la CONAE”.

Se trata de cursos de capacitación para personas designadas por las autoridades. En esta línea, cabe mencionar que el directorio que administra a los científicos espaciales argentinos esté comandado por el ministro de Ciencia, Tecnología e Innovación Daniel Filmus, un sociólogo y docente de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO).

Publicidad

De acuerdo a los parámetros establecidos en la licitación, se impartirán 4.500 horas de cursos online para grupos de hasta cuatro participantes, que sumarán un total de cien alumnos. Además, se destinarán otras 2.500 horas a clases individuales para un total de veinte alumnos, y los cursos tendrán una duración de doces meses con opción a prórroga.

Tres ofertas fueron confirmadas hasta el momento. Por un lado, El Lab Taller de Idioma SRL presentó una propuesta por 14.5 millones de pesos. Por otro, María de los Ángeles Tagina ofertó 17.5 millones, y María Laura Veltri 16.5 millones.

El curso aún no fue adjudicado a ninguno de los oferentes, pero es destacable que la mayoría de los científicos de la CONAE, cuyo material de lectura se comercializa fundamentalmente en inglés, no conocen el idioma.

Publicidad
Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR