Alimentación

Diez formas de evitar intoxicaciones alimentarias con el calor

Medidas preventivas para un consumo seguro

miércoles 2 de diciembre de 2020 - 7:59 am

Comienzan las altas temperaturas y aumenta el riesgo de intoxicaciones con alimentos que no están bien refrigerados. La preparación, la manipulación y el almacenamiento apropiados reducen el riesgo de contraer enfermedades de origen alimentario.

Los síntomas incluyen problemas estomacales y pueden ser graves y mortales. Especialmente están en riesgo los niños pequeños, adultos mayores, mujeres embarazadas y personas con un sistema inmunitario debilitado.

Todos los alimentos pueden resultar contaminados. Entre los que presentan mayor riesgo están: carnes rojas, carnes de aves de corral, huevos, quesos, productos lácteos, brotes crudos y pescados o mariscos crudos. Para consumirlos en buen estado se recomiendan cumplir con estos diez consejos:

1- Consumir sólo alimentos que hayan sido manipulados en forma higiénica y conservados a una temperatura adecuada. Por ejemplo, leche pasteurizada o hervida y refrigerada (conservada en la heladera), carnes refrigeradas o congeladas.

2- Asegurar una correcta higiene de quien cocina y del lugar. Los utensilios, paños y rejillas, los pisos y las paredes de la cocina son fuentes de contaminación si no se los lava con agua, jabón y lavandina. Lavarse las manos antes y después de cocinar, de ir al baño, de realizar cualquier tarea ajena al acto de preparar los alimentos es fundamental.

3- Evitar el contacto entre alimentos crudos y cocidos. No usar los mismos utensilios (superficies, tablas, cubiertos) que se utilizaron para cada tipo de alimento.

4- Respetar las fechas de vencimiento.

5- Rechazar los envases hinchados, oxidados o deteriorados.

6- Cocinar suficientemente los alimentos. Si quedan partes crudas hay riesgo de que se desarrollen nuevos gérmenes.

7- Consumirlos inmediatamente después de cocinarlos para evitar la proliferación de microbios.

8- Guardar cuidadosamente los alimentos cocinados. Si no van a ser consumidos enseguida colocarlos en la heladera, el congelador o el freezer. No dejarlos a temperatura ambiente.

9- No consumir alimentos perecederos que estén expuestos a temperatura ambiente. Esto es frecuente en bares y cafeterías, por ejemplo.

10- Calentar a altas temperaturas los alimentos cocidos. La mejor manera es colocarlos a fuego mínimo durante el tiempo necesario para que el interior quede muy caliente. Si la preparación se come fría, consumirla apenas se retira de la heladera.

Fuente: Web Dr. Cormillot

COMENTARIOS