Opinión

La pobreza, un flagelo que puede llegar al 52% en el último trimestre

jueves 19 de noviembre de 2020 - 5:46 pm

Nota de opinión publicada originalmente en La Nación.

 

La pobreza es la insuficiencia de ingresos familiares para dar por alcanzadas las condiciones básicas necesarias para no ser pobre: para ello se hubiera requerido en el I semestre de 2020 un ingreso mensual del grupo familiar de $43.785 y por lo que la pobreza fue de 40,9% del total de la población para ese período, pues el ingreso medio fue de $25.759 por mes para ese lapso.

En el gráfico adjunto se puede ver la evolución de la pobreza en Argentina con la nueva metodología de 2016 del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec). Con esta metodología las series sufrieron una evolución más alta, lo que se corrigió para toda la serie, hasta 1980.

 

 

La cantidad de personas que fue calculada como pobre si se considera la edad, arroja un resultado de 56,3% de pobres para los ubicados entre los 0 y 14 años, es decir, que más de la mitad de los niños son pobres actualmente. La línea azul es la cantidad de pobres que hay en el país en relación con la población total y la línea roja mide la indigencia, es decir aquella línea de hogares que no llegan a cumplir con las necesidades alimentarias básicas. La indigencia está pronosticada para el segundo semestre de 2020 en el 10/11% de la población total. Este mismo número era el que teníamos en 1988.

El tema de la pobreza es un tema nuevo en las relaciones sociales y hoy se ha convertido en el principal problema social, dado que nuestras proyecciones, si se hicieran para el último trimestre de este año, arrojan un valor de 52% de pobreza sobre la población total.

¿Cómo se mide la pobreza? Primero una definición de pobreza: es la incapacidad de alguien para alcanzar un nivel de vida mínimo considerado aceptable. Es una forma de la distribución del ingreso. El Indec mide cada semestre esta definición por medio de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) y cada mes las condiciones para alcanzar el mínimo de la canasta aceptable.

¿Qué es lo que se mide en la EPH? El Indec mide el acceso a un conjunto de bienes y servicios al que puede llegar a tener un hogar, las características habitacionales y sus especificaciones en cuanto hábitat, el régimen de tenencia de la vivienda, la cobertura médica, el acceso a la educación, entre otras variables.

Es muy compleja la medición y los resultados son difíciles de explicar, por eso se toma un conjunto de unidades habitacionales o ciudades y en ellas se detectan diversas características que están bien determinadas. Lo que se mide primero es la canasta básica alimentaria (CBA) y de allí, se calcula el coeficiente de Engel, que es la proporción entre la CBA y los gastos totales de la población (CBT). Por pasaje de términos, teniendo el coeficiente de Engel, que lo estima el INDEC mensualmente, se puede estimar cuáles serían los límites para no ser pobre, que da ese valor de $43.785 para el ingreso mensual de la familia. La familia se compone de un varón de 35 años, de una mujer de 31 años, un hijo de 6 años y una hija de 8 años. O sea, que cada familia es diferente, por lo cual hay que establecer, para cada edad y sexo, lo que se consume respecto al adulto promedio varón.

Hay tablas para determinar eso para cada edad y sexo, lo que determina que un hogar se compone de 3,08 unidades familiares, según el siguiente cuadro:

  • El varón equivale a 1 unidad de adulto equivalente
  • La mujer equivale a 0,77 unidades de adulto equivalente
  • El hijo equivale a 0,64 unidades de adulto equivalente
  • La hija equivale a 0,68 unidades de adulto equivalente

Con todo este conjunto de datos se saca un resultado complejo que es la proporción de gente pobre que hay en la Argentina que, como hemos dicho, puede llegar a representar el 52% del total de la población para el cuarto trimestre de 2020. Este número llegó a picos importantes para la hiperinflación de Raúl Alfonsín de 1989 y para la crisis de la convertibilidad de 2002. Pero ya para el inicio de la nueva etapa democrática, para 1983, se ubicaba, con la nueva metodología de 2016 del Indec, cerca del 10 % de la población, aunque no era un tema de tratamiento diario.

Anterior a esos datos no tenemos cifras comparables, pero se calcula que en 1960 esa proporción de pobres podría estar alrededor del 5% de la población total del país y no era un tema grave, como lo es ahora.

Esperemos que la recuperación de actividad del país en 2021 nos permita bajar el nivel de pobreza del país.

COMENTARIOS