Coronavirus

UNICEF pronosticó posibles daños “irreversibles” en la educación de los niños

A raíz de la pandemia de coronavirus, se destaparon en diversas naciones las falencias en materia económica, sanitaria y educativa.

jueves 19 de noviembre de 2020 - 4:11 pm

Mientras algunos países ya experimentan un segundo rebrote de coronavirus, otros continúan sufriendo los estragos de la primera ola. La mayoría de los Estados alrededor del mundo no sólo vieron su economía duramente afectada -en algunos casos profundizó crisis ya prexistentes- sino otro pilar fundamental de la sociedad: el sistema educativo.

Si bien las labores dentro del área continuaron de manera virtual, muchos niños no pudieron revincularse por la falta de recursos y la imposibilidad de asistir presencialmente. UNICEF, la agencia de la Organización de Naciones Unidas consideró en un informe que la escolaridad, la nutrición y el bienestar de los menores están amenazados y que se podrían registrar daños “irreversibles”.

“Aunque los niños pueden enfermar y propagar la enfermedad, esto es sólo la punta del iceberg de la pandemia”, sostuvo la directora ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore.

Las interrupciones en los servicios básicos y el aumento de las tasas de pobreza representan “la mayor amenaza para los niños” y, cuanto más tiempo persista la crisis, “más profundas serán sus consecuencias sobre la educación, la salud, la nutrición y el bienestar de los niños”, señaló Fore.

La estadounidense insistió en que “el futuro de toda una generación está en peligro”, y recordó que “los niños deben estar siempre en primer lugar”, por lo que instó a los gobiernos y el sector privado a que “escuchen a los menores y den prioridad a sus necesidades”.

Tanto los niños como los adolescentes menores de 20 años representan una de cada nueve infecciones por Covid-19 en 87 países, según señala el informe que tomó como fecha límite el 3 de noviembre.

A partir del estudio llevado a cabo, UNICEF considera que “las escuelas no son el principal factor de transmisión en la comunidad” y que “los niños tienen más probabilidades de contraer el virus fuera del entorno escolar”, por lo que “los beneficios netos de mantener las escuelas abiertas superan los costos de cerrarlas”.

Después de realizar encuestas en 140 países, el informe concluye que alrededor de una tercera parte de estos han tenido una reducción del 10% en la cobertura de servicios básicos, mientras que la cobertura de los servicios de nutrición para mujeres y niños ha registrado una disminución del 40% en 135 naciones.

En ese sentido, UNICEF se encuentra con la meta de evitar esta “generación perdida”, por lo que ha instado a los gobiernos a velar por que todos los niños puedan aprender, con la implantación de medidas focalizadas en la reducción de la brecha digital, y garantizar el acceso a servicios de salud y nutrición, así como lograr vacunas asequibles.

COMENTARIOS