Jubilados y pensionados

El día que Perón reconoció: “Estatizar las cajas de jubilación es un robo, un asalto”

A contramano de lo que se pudiera creer, Juan Domingo Perón estuvo en contra de la estatización de las jubilaciones. Los números le dan la razón

jueves 19 de noviembre de 2020 - 12:03 pm

En Argentina, un país con crisis económicas cíclicas, los jubilados siempre han sido una variable de ajuste para intentar sanar las arcas del estado. Sin ir mas lejos, este año percibirán un 7% menos de lo que estipulaba la fórmula de movilidad jubilatoria aprobada durante el gobierno de Mauricio Macri. Incluso, una gran parte de los adultos mayores recibirán un aumento que se encuentra por debajo de la inflación.

Lo cierto es que el Gobierno puede marcar el ritmo de estos aumentos a los jubilados porque, en 2008, se aprobó la estatización de los fondos jubilatorios. Curiosamente, el Congreso cantaba la Marcha Peronista en señal de festejo, algo con lo que el General Perón -a quien le rendían tributo con la melodía- siempre se mostró en contra.

Así queda claro en un video del General del 30 de noviembre de 1973. Entonces, el presidente Juan Domingo Perón brindó una cadena nacional en la que expuso su opinión respecto del sistema previsional y su eventual pase a manos del Estado.

“No quisimos hacer un sistema previsional estatal porque yo conocía y he visto ya en muchas parte que estos servicios no suelen muy eficientes ni seguros“, comienza Perón, descartando la medida que se aprobaría 35 años después, y anticipando la ineficacia de una caja jubilatoria manejada por el Estado.

“Dejando al Estado libre de una obligación que siempre mal cumple. Es la experiencia que tengo en todas las partes donde estos sistemas los he conocido”, continúa contundentemente.

“En  1956, el Estado, acuciado quizás por la necesidad, echó mano a los capitales acumulados por las cajas. Es decir, se apropió de eso. Para mi eso es simplemente un robo, porque no es plata del estado. Era plata de quienes habían formado esas sociedades y esas organizaciones. Claro que lo descapitalizaron“. Y agregó: “Se las asaltó, fue un asalto y los pobres jubilados comenzaron a sufrir las consecuencias de una inflación que no pudo homologar ninguna jubilación“”.

Las frases de Perón pueden replicarse en la actualidad y continuarían vigentes. En 2008, gracias a la estatización, el Gobierno accedió a una caja de más de 78.000 millones de pesos mas un flujo de 15.000 millones anuales. Las consecuencias no tardaron en llegar: en marzo de 2009, ya con las jubilaciones en manos del Estado, los adultos mayores cobraron USD 173,24 como mínima, mientras que en diciembre de 2020 con el aumento decretado por el presidente, Alberto Fernández, percibirán un haber de USD 116,06. Es decir: luego de 12 años de la transferencia de los fondos previsionales al estado, los jubilados perdieron cerca del 33% de sus haberes. El “General” tenía razón.

“La situación no tenía arreglo, habían desfalcado las cajas”, concluye Perón en su cadena nacional. La segunda parte es cierta, desfalcaron las cajas, el sistema de jubilación es insostenible y está quebrado. Ahora, respecto a lo primero, ¿tiene arreglo?

Video | El discurso completo

COMENTARIOS