Bill Gates

Los 6 principales cambios que Bill Gates pronostica para el mundo post-coronavirus

El fundador de Microsoft habló sobre el funcionamiento social y económico de la población mundial tras el paso de la pandemia.

miércoles 18 de noviembre de 2020 - 2:16 pm

La carrera de las vacunas contra el coronavirus ilusiona sobre una posible vuelta a la “vieja normalidad”, si bien ya es sabido que el mundo post-pandemia diferirá rotundamente a los tiempos que antecedían al primer contagio. En ese sentido, muchos se preparan para lo que será la vuelta a las aulas, la presencialidad laboral y la nueva rutina diaria.

Bill Gates, el multimillonario magnate empresarial y una de las principales figuras públicas que se preocupó a nivel económico y sanitario por los estragos que podría producir el coronavirus, pronosticó los seis principales cambios que enfrentará la sociedad una vez superada la crisis.

El primer cambio refiere a la virtualidad para los negocios: “Al igual que la Segunda Guerra Mundial atrajo mujeres a la fuerza laboral y mucho de eso se mantuvo, esta idea de ‘¿Tengo que ir allí físicamente?’… se nos permitirá preguntar eso”. Para Gates, esa tendencia se mantendrá incluso para encuentros más casuales o más rutinarias, como las reuniones de trabajo. “La idea de aprender o tener una cita con el médico o una llamada de ventas en la que solo se utiliza una pantalla con Zoom o Microsoft Teams cambiará drásticamente”, predijo el fundador de Microsoft.

Así mismo advirtió sobre una reducción para la presencialidad en las oficinas. En el podcast titulado “¿Cómo se verá el mundo después del COVID-19?”, que comparte con la actriz Rashida Jones, dijo creer “que la gente irá menos a la oficina. Incluso podría compartir oficinas con una empresa que tiene empleados que llegan en días diferentes a los que entran”.

El pronóstico de Gates, confirma un segundo cambio relacionado a las herramientas que uno utiliza en la virtualidad. “El software era un poco torpe cuando todo esto comenzó, pero ahora la gente lo está usando tanto que se sorprenderá de lo rápido que innovaremos con el software”.

Una tercera modificación implicará un redefinición urbana. La disminución de trabajadores en las oficinas y el creciente aumento del home office, permitirá alejarse de los centros urbanos muy poblados, cuyos alquileres son -por la alta demanda- muy altos. “En ciudades como Seattle y San Francisco… incluso una persona que está bien remunerada está gastando una cantidad increíble de su dinero en su alquiler”, advierte el empresario y filántropo

Sobre la socialización que seguirá a la pandemia, una cuarta cuestión a analizar, Gates cree “que es posible que disminuya la cantidad de contacto social que se tiene en el trabajo, por lo que el deseo de tener mayor contacto social en su comunidad o con sus amigos por la noche, ya sabe, podría aumentar porque si estamos haciendo mucho trabajo remoto, entonces nuestras ganas de socializar, nuestra energía para socializar después de dejar de trabajar, será un poco mayor. Podría cambiar un poco el equilibrio allí”.

Así mismo, el fundador de Microsoft cree que la normalidad tal como se conocía hasta inicios de 2019 no volverá por un gran tiempo, por lo que el riesgo de una próxima pandemia o un rebrote masivo quedará latente: “Hay una fase en la que vamos a tener números muy bajos en los Estados Unidos, pero seguirá estando en otras partes del mundo, por lo que podría resurgir. Creo que mucha gente seguirá bastante conservadora en su comportamiento, especialmente si se asocian con personas mayores cuyo riesgo de enfermarse gravemente es bastante alto”, indicó en su popular podcast como un quinto ítem a tener en cuenta.

La sexta cuestión, advierte una mejora en el accionar y el comportamiento frente a lo ya vivenciado: “La razón principal por la que la pandemia tendrá un impacto menos destructivo es que ya tendremos práctica. Habríamos hecho juegos de enfermedades como juegos de guerra, y casi todos los países responderán como lo hicieron Corea del Sur o Australia, donde se examinan personas y se ponen en cuarentena muy rápidamente, y nuestras herramientas de prueba serán mucho mejores. No seremos tan estúpidos la segunda vez”, concluyó.

COMENTARIOS