Curiosidades

Suiza prohibirá a sus empresas deducir de impuestos el pago de coimas

Pese a haber sido una práctica legal durante años, en 2022 llegará a su fin con el objetivo de adaptarse a los estándares de la OCDE

martes 17 de noviembre de 2020 - 2:52 pm

Mientras en el mundo uno puede ser penado, incluso con prisión, por haber realizado una coima con el fin de ser beneficiado con un contrato, en Suiza van contra la corriente: la dádiva es legal, al menos hasta ahora, e incluso es deducible de impuestos.

Un empresario en Suiza puede pagar una coima para favorecerse con un contrato y luego, gracias a la legislación local, recuperar ese dinero al deducirlo de sus impuestos. Una práctica que ha sido totalmente legal desde hace décadas y que sólo acabará el 1 de enero de 2022.

El Gobierno suizo anunció el miércoles un paquete de reformas impositivas para acercarse a los estándares de la OCDE. Entre ellas, ya no permitirá que las empresas deduzcan en su declaración de impuestos el gasto que hayan tenido el año anterior en coimas a individuos o entidades privadas. La reforma entrará en vigor en enero de 2022, así que las coimas de este 2020 se podrán desgravar tranquilamente en 2021.

Suiza irá más allá. Sus empresas tampoco podrán deducir los gastos que hayan tenido para financiar actividades criminales o el dinero que hayan pagado a cambio de que un tercero cometiera un delito que le favorezca.

Las nuevas reformas afectarán a los pagos a individuos o entidades privadas. En el caso del pago de sobornos a funcionarios públicos, nacionales o extranjeros, fue legal desgravarlo en Suiza hasta una reforma aprobada en 2001. Así, sus empresas podían sobornar a dirigentes extranjeros a cambio de contratos y deducir ese gasto en su declaración del Impuesto de Sociedades.

Los gastos por algunas antiguas prácticas algo extrañas seguirán siendo deducibles. Así, las empresas suizas podrán deducirse en su declaración del Impuesto de Sociedades lo que hayan pagado en el extranjero en concepto de multas si en Suiza no existe una multa equivalente.

El Ejecutivo suizo explicó el miércoles que “como en el pasado, las sanciones financieras punitivas, como las multas o sanciones administrativas punitivas, que también existan en Suiza, no serán desgravables”. Pero, “las sanciones financieras extranjeras serán desgravables en casos excepcionales si violan las políticas suizas (si no existen en su ley) o si la empresa demuestra de forma creíble que dio todos los pasos razonables para cumplir con la ley”.

COMENTARIOS