Crisis política en Perú

Crisis política en Perú: hoy asume Francisco Sagasti, el tercer presidente en una semana

El nuevo mandatario promete un gabinete ampliado con el principal objetivo de garantizar la gobernabilidad.

martes 17 de noviembre de 2020 - 11:33 am

En el día de ayer, el pleno del Parlamento eligió a Francisco Sagasti del Partido Morado nuevo presidente del Congreso por lo que hoy a las 16:00hs será la jura y asumirá la jefatura del estado de forma provisoria hasta que el nuevo mandatario sea elegido en las elecciones a celebrarse el próximo 21 de abril y asuma el 28 de julio del 2021. Sagasti anunció que conformará un Gobierno plural que, entre sus principales temas de gestión, mantendrá la lucha contra la corrupción, una de las grandes exigencias de la ciudadanía.

“Haré lo mejor posible por responder a los desafíos y salir adelante”, declaró Sagasti en la emisora RPP Noticias, donde dijo que sus principales tareas serán que se celebren las elecciones generales ya convocadas para abril próximo, enfrentar el impacto de la pandemia y luchar contra la crisis económica. Perú se ha visto muy afectado por el Covid-19: es el segundo país con mas muertes por millón de habitantes y se espera que su economía se contraiga mas de un 10% en 2020.

“Tenemos que continuar luchando de una manera decidida y frontal contra la corrupción estemos donde estemos, esa es una demanda ciudadana”, remarcó el representante del Partido Morado, de tenencia centro-liberal. Perú tiene una larga trayectoria de presidentes vinculados con la corrupción: en un breve raconto, Alejandro Toledo (2001-2006), espera su extradición desde EEUU acusado de recibir hasta 35 millones de dólares de Odebrecht; Alan García (1985-1990; 2006-2011) se disparó cuando la policía iba a detenerlo por el escándalo de la constructora brasileña; Ollanta Humala (2011-2016) podría enfrentar 20 años de cárcel por lavado de activos; y Kuczynsky (2016-2018), bajo arresto domiciliario, también por el caso Lava Jato. Ahora a la lista se suma Martín Vizcarra quien  deberá comparecer ante la justicia ante acusaciones de corrupción.

Sagasti es consciente de la situación sensible en la que se encuentra el país y que es necesario calmar las aguas, sobre todo teniendo en cuenta que es el nuevo presidente de Perú habiendo obtenido un 7% de los votos en las últimas elecciones. Es por ello que opta por un “gabinete ampliado que represente la diversidad y pluralidad” de su país, “con gente experimentada y la capacidad de trabajar en equipo” con el objetivo de garantizar gobernabilidad y conducir al país a las próximas elecciones.

Una medida inmediata que tomará, apenas tome el poder, para lograr este fin es asumir la responsabilidad de las muertes de dos manifestantes durante las protestas del día sábado que terminaron costándole el cargo a su antecesor, Manuel Merino: “Estoy convencido y creo que el Estado le debe una disculpa no solo a los jóvenes sino a la ciudadanía en general” sostuvo.

Sagasti cuenta con un aspecto positivo con el fin de calmar las aguas y ganarse la confianza de la sociedad: fue uno de los pocos diputados (solo 19 de 130) que se opuso activa y pasivamente a la destitución de Vizcarra por su carácter ilegítimo, desestabilizador y su alejamiento de la voluntad popular.

COMENTARIOS