Toma de Tierras

Denuncian toma de tierras cerca de las Cataratas con complicidad del intendente peronista: el asentamiento lleva su nombre

Tras el escándalo mapuche, la rebelión del Grupo Washek en Chaco y la conflictiva relación familiar de los Etchevehere en Entre Ríos que desembocó en la aparición de Juan Grabois, Misiones está en el foco del conflicto.

martes 17 de noviembre de 2020 - 10:36 am

A 50 kilómetros de las Cataratas del Iguazú, se encuentra una de las zonas más ricas de la Argentina. La localidad de Wanda es conocida por sus piedras preciosas. Allí es donde se produjo la última masiva toma de tierras en la Argentina.

En el caso de la toma de Wanda, los vecinos denuncian convivencia con las autoridades políticas. Dicen que reciben ayuda y «banca» del intendente local, Felipe Jeleñ del Frente Renovador massista.

El líder de la usurpación, Miguel “Miguelón” Gularte, afirmó al canal local que el nuevo barrio se llamará «Felipe» y, otro de los terrenos tomará el nombre de «San Felipe».

Aseguró que consiguieron los terrenos gracias a la mediación del municipio. Las declaraciones de Gularte van en linea con el procedimiento en el que denuncian la complicidad del intendente: primero, un grupo de individuos y familias toman tierras privadas, luego intercede el municipio comprando esos terrenos, que luego cede a quienes usurparon los lotes para que sean los legítimos propietarios. Después, éstos venden las tierras para hacer un negocio inmobiliario.

El intendente, por su parte,se acercó a las personas de la toma ilegal de tierras este lunes para explicarles que deben retirarse “pacíficamente ya que es ilegal la usurpación a la propiedad“, mientras que se comprometió a trabajar en soluciones sociales de manera ordenada. “El derecho a la propiedad privada tiene que existir”, agregó en una entrevista a Radio Libertad.

En la toma de tierras se avanzó sobre un área natural donde en las imágenes registradas en el Lote 74 se puede observar la destrucción de bosques nativos, y el daño al ecosistema natural que se preservaba para la especie de Chachí Manso (Dicksonia sellowiana), un helecho arborescente declarado Monumento Natural Provincial.

“La usurpación provocó daños a la propiedad, pero además hay varias faltas a las normas ambientales vigentes, en una provincia donde hay una política de protección a la biodiversidad, a la lucha del cambio climático, a la promoción de la conservación y restauración de áreas naturales. Es decir, no se puede avalar ni favorecer a quienes realicen este tipo de prácticas”, subrayó el ex intendente Jorge Frowein a Radio Libertad.

COMENTARIOS