Alimentación

Qué alimentos comer y cuáles no para evitar el herpes labial

Cómo evitar desde lo que ingerimos que el virus reaparezca

viernes 27 de noviembre de 2020 - 7:53 am

El herpes labial es una infección que se produce principalmente en los labios aunque también puede desarrollarse en la boca y en las encías siendo difícil de eliminar. En ocasiones, este tipo de virus puede durar toda la vida, de ahí que se repita y desaparezca con cierta frecuencia.

Uno de los mayores problemas que se presentan a la hora de curarlo es que el virus se vuelve inactivo en los tejidos nerviosos -que se quedan dormidos- para después reactivarse y producir nuevas calenturas a pesar de haber recibido el tratamiento adecuado.

La alimentación es clave para combatir esta infección ya que las propiedades y características de los alimentos ayudarán a solventar el problema.

Si querés evitar que aparezcan de nuevo, comé alimentos ricos en lisina. Este componente es básico para que el virus no se propague ni se active de nuevo. Es decir, que salga con menor frecuencia.

Incluí: leche, yogures. pollo, pescado, hígado, frijoles (en todos menos en los de color negro) y palta. Esta última está cargada de vitaminas y minerales que frenan la aparición de este virus. Además, su alto contenido en grasas buenas activará tu organismo ayudándolo a eliminar todas las bacterias.

Asimismo, la vitamina C también es vital para que el herpes no aparezca, ya que funciona de barrera para que las infecciones no ataquen al sistema inmunológico. La podés encontrar en: naranja, limón, ananá, papaya y kiwi.

Alimentos para proteger tu organismo: fresas, tomates, ajo, semillas (de chía, linaza y girasol), salmón, sardinas y atún.

Por otro lado, evitá los que contengan arginina. Es un aminoácido que estimula la aparición del virus aumentando las llagas y el malestar general. Los pasteles y el chocolate son los que más cantidad de arginina tienen. También los cereales como la avena, el trigo y la granola, los panes blancos y los refrescos.

A las pautas alimentarias expuestas anteriormente debemos sumarle unos hábitos saludables como no fumar ni beber alcohol, además de no excederte demasiado con el sol.

Para calmar el dolor y el picor de las llagas probá con colocarte un cubito de hielo para desinflamar la zona afectada y acto seguido aplicá una gota de gel de aloe vera.

Fuente: Rebañando

COMENTARIOS