Economía

El Gobierno prepara un bono para contener el malestar por el fin del IFE

Aunque la modalidad deberá definirse en las próximas reuniones del gabinete económico, varios funcionarios deslizaron que habría un bono de fin de año

domingo 15 de noviembre de 2020 - 9:41 pm

El Gobierno se prepara para diciembre con un bono que ahogue la crisis económica endurecida por el efecto de la cuarentena tras la confirmación de que no habrá otra vuelta de IFE.

Atento al clima de disconformidad que se viene gestando, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, convocó el viernes por la tarde a referentes de la Unión de Trabajadores y Trabajadoras de la Economía Popular (UTEP) para informarles que está en estudio un bono de fin de año y coordinó una nueva reunión para la semana próxima, con la expectativa de que ese punto esté resuelto. La decisión dependerá de lo que defina el gabinete económico liderado por el ministro de Economía, Martín Guzmán, el nuevo promotor de la reducción del gasto público.

“Quedamos a la espera de una nueva reunión donde podamos avanzar en algunas cuestiones concretas que no dependen solo de Desarrollo Social sino de la decisión económica del Gobierno, como es el bono de fin de año”, dijo a la salida del encuentro Dina Sánchez, del Frente Popular Darío Santillán.

Nicolás Caropresi, referente del MTE de Juan Grabois, dijo a La Nación: “Vemos con una enorme preocupación los anuncios de Guzmán. Venimos haciendo notar que no nos parece una medida correcta sacar el IFE ahora porque, aunque la cuarentena se haya flexibilizado, los sectores populares no volvieron a moverse. Hay una inquietud en los barrios, que todavía no es una tensión. Pero si la situación cruje no es fácil frenarlo”. Barrios de Pie, en tanto, lanzará una campaña bajo el nombre “La salida es sin ajuste”.

Pero el bono no es la única medida que prepara el Gobierno para contener la cuestión social a fin de año: en lo alimentario, el ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, anunció que en diciembre se duplicará la carga de la Tarjeta Alimentar, que alcanza a 1.700.000 personas, y que comprará un millón y medio de canastas navideñas.

Esto último es algo que el Estado hace todos los años, aunque esta vez la partida será mayor, en un momento en el que la pobreza alcanzó los 40,9 puntos. Los intendentes también comprarán partidas de alimentos.

Días atrás, el Gobierno presentó “Potenciar Joven”, un estímulo de $8500 pesos pagado hasta 12 meses a personas de entre 18 y 29 años que deberán presentar un proyecto al Estado para obtener el financiamiento. El programa fue anunciado como un sucesor del IFE, pero alcanzará solo cien mil jóvenes (el IFE  llegó a 9 millones de personas) en una primera etapa, con el objetivo de llegar a un millón y con una inversión inicial de $1000 millones.

Al programa para jóvenes se sumará la ampliación de Potenciar Trabajo, que abarca a unos 570 mil trabajadores que deben ofrecer una prestación laboral o educativa a cambio de medio salario mínimo vital y móvil, que pueden suplementar con otros ingresos.

COMENTARIOS