Indec

Muy serio: Admite el Indec que el alza del PBI desde 2005 fue menor a la que se había informado

El cambio del año base echa por tierra las "tasas chinas" que anunciaba el Goberno; en 2008 la economía creció en realidad 3,1%, por lo que no se debía haber pagado cupón PBI

sábado 10 de mayo de 2014 - 7:35 am

El crecimiento del PBI en Argentina durante la “década ganada” no fue a tasas tan chinas como venía festejando el Gobierno.

Así lo reconoció el propio Indec, que ayer publicó los resultados de las cuentas nacionales calculados con el nuevo año base de 2004. Según las nuevas estimaciones, el país debía haberse ahorrado cerca de 2000 millones de dólares que pagó por el cupón PBI a fines de 2009.

Ayer, el Indec difundió ayer la información trimestral y anual de las cuentas nacionales para el período 2004-2013, calculadas con la nueva base.

Resulta que, según las nuevas estimaciones, entre 2005 y 2012 la economía argentina creció 57,7%, diez puntos menos que el 67,8% que arrojaban los cálculos con la base anterior (año 1993).[pullquote position=”right”]Muy serio: Admite el Indec que el alza del PBI desde 2005 fue menor a la que se había informado[/pullquote]

Las nuevas tasas de crecimiento son menores que las de la base anterior en todos los años del período 2006-2012 (para 2005 ambas coinciden en 9,2%).

De acuerdo con las estimaciones anteriores, en 2008 la economía argentina creció 6,8%, más del doble que lo que ahora se estima. Este valor disparó el pago del cupón PBI a los invergores, cosa que no hubiera ocurrido con el actual 3,1%, ya que se encuentra por debajo del 3,3% que dispara dicha obligación.

Maximiliano Castillo Carrillo, director de la consultora ACM, señaló que el monto que el país pagó por concepto de cupón PBI por el supuesto crecimiento de 2008 (y que se canceló a fines de 2009) estuvo alrededor de los US$ 2000 millones.

La corrección en la tasa de crecimiento de 2008 fue la más pronunciada de la nueva serie, pero no la única. Según los cálculos anteriores, en 2012 la economía argentina creció 1,9%, pero las nuevas estimaciones arrojan una suba de 0,9 por ciento. Algo similar ocurrió para el año 2009: la tasa de crecimiento pasó de 0,9% a 0,1 por ciento.

Milagros Gismondi, economista de Empiria Consultores, sigue mirando con desconfianza ese resultado. “En 2009 no sólo se vivió la crisis internacional, sino que la cosecha agrícola fue muy mala y los informes de diferentes cámaras sectoriales mostraban resultados negativos”, dijo. La analista resaltó que, según las estimaciones privadas, en 2009 la economía argentina se contrajo alrededor de 3 por ciento. Y añadió: “Posiblemente corrigieron más la tasa de 2008 sólo para no reconocer que en 2009 la economía se contrajo”.

Los nuevos resultados de las cuentas nacionales incluyen otra revelación: las variaciones del deflactor del PBI, que es un promedio ponderado de todos los precios de la economía, son mayores que con la base anterior. Entre 2005 y 2012, con la base vieja, el deflactor del PBI aumentó a un ritmo promedio anual de 14,2%, mientras que con la base nueva la suba promedio fue de 15,9 por ciento. Para Gismondi, esto refleja una suerte de sinceramiento de la inflación, aunque resaltó que los números aún están lejos de la verdadera suba de precios.

COMENTARIOS