Salud

Trucos para quitar el olor a cebolla y ajo de las manos

Cómo deshacerte definitivamente del olor con productos que tenés en tu casa

sábado 21 de noviembre de 2020 - 7:22 am

El olor a ajo y cebolla es habitual en las manos tras cocinar no es tan fácil de quitar debido a que desprenden una sustancia llamada alicina, que se produce tras la interacción de la enzima alinasa y la aliina, y que les sirve como defensa contra plagas y enfermedades. Al cortarlos, se mezclan ambas enzimas, creando la alicina, que nos hace llorar y deja un particular olor en las manos.

Lo más probable es que hayas probado a enjabonar tus manos y lavarlas como haces habitualmente y, aun así, sigan teniendo la misma fragancia que tus platos. Es por eso que podés probar varios sencillos trucos para solucionarlo.

Eso sí, si tenés alguna herida o llaga en las manos es mejor evitar algunos de estos remedios, ya que pueden provocar escozor y molestias. Otra recomendación: después de usar cualquiera de estos tips, aplicá crema hidratante en las manos, ya que algunos de estos productos pueden resecarlas.

Agua y acero inoxidable: si has estado cortando ajo o cebolla, evitá frotar tus manos entre sí. Ponelas bajo agua fría sin restregarlas y después frotá entre los dedos una cuchara de acero inoxidable. Este es un buen truco en el caso de que tengas alguna herida en las manos.

Vinagre: es un producto natural con propiedades desodorizantes. Frotá tus manos durante un par de minutos con vinagre (también entre los dedos) y después lavalas con jabón como hacés habitualmente. Otra opción es llenar un recipiente con agua y vinagre, con una proporción de 2 cucharadas de vinagre por cada vaso de agua. Sumergilas en la mezcla durante un minuto y enjuagá con agua.

Sal: frotá las manos secas con una cucharadita de sal.

Bicarbonato de sodio: es un desodorizante natural muy empleado, por ejemplo, para quitar el mal olor de la heladera. Frotá una pequeña cantidad entre tus manos y después enjuagalas con abundante agua.

Limón: podés hacerlo de varias formas:

– Frotá tus manos con el limón y dejá que se sequen. Después enjuagalas con abundante agua.

– Diluí el jugo de limón con agua y frotá tus manos sin jabón. Después enjuagalas.

– Mezclá el jugo de limón con pasta de dientes y empleá la mezcla como si fuera un jabón. Después enjuagate las manos.

– Jabón de Marsella: este clásico entre los jabones es perfecto para quitar el mal olor de ajo y cebolla de las manos.

Fuente: El mueble

COMENTARIOS