Policiales

Revelan el informe psiquiátrico del hombre que apuñaló a dos profesoras de danza en Belgrano

La bailarina advirtió que Villarreal tenía actitudes extrañas durante el tiempo que tomó clases, pero jamás lo había percibido como una amenaza para su vida. “Siempre lo había notado raro, pero nunca me imaginé esto”

miércoles 11 de noviembre de 2020 - 8:54 pm

De acuerdo con la evaluación que los peritos psiquiátricos hicieron de Sebastián Damián Villarreal, el alumno de 30 años que ayer atacó a cuchillazos a dos profesoras del “Club de Danza” en Belgrano, indicaron que Villarreal tiene que ser internado en “una institución neuropsiquiátrica” para ser diagnosticado y tratado hasta que no constituya un peligro para sí o para terceros.

“Se considera el diagnóstico presuntivo de descompensación psicótica en trastorno psicótico crónico y retardo mental”, señalaron, según informó Infobae.

Según el informe realizado por el equipo interdisciplinario de Salud Mental del Hospital Tornú, donde Villarreal quedó en revisión tras el ataque, el hombre dice padecer “alucinaciones auditivas” y “visuales”, de las cuales “se defiende rezando, respirando y bailando”.

Además, se determinó que se encontraba “vigil, lúcido, angustiado, pueril, globalmente orientado, con conciencia de situación y sin conciencia de enfermedad, colaborador activo, con pensamiento de curso normal y contenido concreto”. También, el acusado refiere padecer las alucinaciones mencionadas con “ideación delirante persecutoria focalizada en un pai umbanda con el cual habría una causa de abuso sexual en la UFI 10 o 12, de La Plata”.

En tanto, para el equipo que lo analizó, Villarreal presenta “fases de enamoramiento-desilusión –pasaje al acto, focalizada en la docente ‘Juli’ de baile, con juicio desviado”.

Después, cuando en el estudio se habla de “euprosexico”, se entiende como que su atención es normal. Luego, se lo calificó como “disnésico”, que se traduce como alteraciones de la memoria; por su parte, el término “eubúlico” significa que Villareal mantiene su “voluntad normal”.

Este martes por la tarde, en la escuela Club de Danza de Belgrano, Sebastián Damián tomó un cuchillo de cocina e hirió ferozmente a Julieta Antón, su profesora de baile.

Villarreal tenía una obsesión con la joven, que le pidió que no usara el celular en clase. Ante esto, Villarreal tomó un cuchillo y se abalanzó sobre ella para intentar matarla. La bailarina fue herida en la cabeza, en un brazo y una mano. Otra alumna también resultó herida.

Así, Villarreal tuvo que ser baleado en una pierna por la Policía de la Ciudad para poder detenerlo. La causa quedó en manos del fiscal contravencional de la Ciudad de Buenos Aires Miguel Kessler, quien en las últimas horas cambió la calificación de la imputación. Lo que en un principio se trataba de un posible delito de lesiones agravadas por violencia de género, ahora se convirtió en tentativa de femicidio reiterada.

Con la nueva calificación, la pena se incrementa a entre 10 y 20 años de prisión y Kessler, que es un fiscal penal del fuero porteño, podría declararse incompetente y derivar el expediente a un juzgado y una fiscalía del fuero nacional en lo Criminal y Correccional, que ayer, ante la primera consulta policial, rechazó el caso. Si efectivamente el expediente recae en el fuero criminal nacional, ayer estaban de turno el juez de instrucción Manuel de Campos y la fiscal Cinthia Oberlander.

La Justicia analizará el informe realizado por el equipo interdisciplinario del Hospital Tornú para constatar si puede ser considerado como inimputable. La defensa del acusado también apeló a especialistas de salud mental para indagar sobre el cuadro del agresor. Por lo pronto, el imputado Villarreal continuaba hoy internado y con custodia policial en el Hospital Tornú, fuera de peligro por el disparo que recibió en un glúteo.

 

COMENTARIOS