Bomba del día

La decisión de María Eugenia Vidal que le quita el sueño a Mauricio Macri

La intención de Horacio Rodríguez Larreta de jugar a ser el principal candidato opositor para las presidenciales del 2023 dejará un lugar vacío en la Ciudad de Buenos Aires; ¿quién definirá al sucesor del actual jefe de Gobierno porteño?

miércoles 11 de noviembre de 2020 - 11:37 am

En la Ciudad de Buenos Aires manda Horacio Rodríguez Larreta. De esto no hay muchas dudas en el PRO. Por eso, con la intención de Larreta de jugarse a las presidenciales del 2023, en Juntos por el Cambio ya piensan en quién será el candidato que tenga el aval oficial para reemplazar al actual jefe de Gobierno porteño. Este aval oficial no es, ni mas ni menos, que la venia del actual líder porteño.

En este contexto, Larreta ya tendría en Vidal a su mejor aliada para quedarse con la Ciudad de Buenos Aires en 2023, y la ex gobernadora bonaerense, en privado, no oculta sus ganas de tomar las riendas de la gestión porteña en unos años.

Sin embargo, esta intención de cruzar la General Paz para reemplazar a Larreta le podría traer un conflicto al actual jefe de Gobierno porteño, ya que Mauricio Macri aún no descartó la posibilidad de ser él mismo quien regrese a la sede de Parque Patricios en 2023, o incluso poner en ese lugar a Patricia Bullrich, quien demostró ser su figura incondicional.

Otro cisma que podría generar la llegada de Vidal a la Ciudad tiene como protagonista a Martín Lousteau, quien se considera el sucesor natural de Larreta en el territorio porteño. En los últimos días, Lousteau y Larreta se mostraron juntos en dos ocasiones: en un acto por el Día del Amigo Desarrollista y en el Festival Iberoamericano de Ideas, donde también participarán el intendente rosarino Pablo Javkin, su par salteña Bettina Romero y la alcaldesa electa de Montevideo, Carolina Cosse.

Si Vidal juega en la Ciudad, ¿quién queda para Provincia?

En Juntos por el Cambio saben de primera mano que una victoria en la Provincia de Buenos Aires es condición necesaria para quedarse con la presidencia. Así lo demostró Vidal en 2015, cuando pocos auguraban una victoria suya en el histórico territorio peronista.

Atentos a esta máxima, cerca de Larreta tienen al actual vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli, como principal figura que podría jugar en la Provincia de Buenos Aires, aprovechando el alto grado de exposición mediática que le dio la gestión del coronavirus en la Ciudad de Buenos Aires, y que ayudó a mejorar sus índices de conocimiento en el Conurbano.

COMENTARIOS