Salud

Si sos alérgico al polvo, evitá estos ocho errores al limpiar

Cómo evitar la sequedad nasal, falta de aire y picores en la piel que producen los ácaros

lunes 16 de noviembre de 2020 - 7:50 am

La alergia a los ácaros es algo muy común. Para eliminarlos hay que hacer siempre una buena limpieza. Estos son ocho errores que no debés cometer.

1- No ventilar las habitaciones al limpiar

Al menos durante 30 minutos ventilar todas las mañanas el dormitorio. Igual pasa cuando se limpian. Si limpiamos y no abrimos las ventanas nos costará más respirar adecuadamente. Al mismo tiempo, con este pequeño gesto conseguiremos que los ácaros salgan de casa.

2- No usar una aspiradora de mano

Es la mejor opción para los alérgicos a los ácaros ya que no levantan polvo y atrapan toda la suciedad al instante. Se pueden usar tanto aspiradoras de mano como robots aspiradores.

3- Usar una escoba que levante el polvo

Si aún así queremos usar una escoba, mejor que sean con cerdas de goma para que levante lo mínimo de polvo.

4- No usar guantes ni mascarillas

Los ácaros producen sequedad nasal, falta de aire y picores en la piel entre otros síntomas. Por eso, para que puedas limpiar todo sin sentirte mal usá guantes, mascarilla e incluso lentes. Del mismo modo, si tenemos que usar algún producto químico para limpiar, también estaremos protegidos.

5- No sacudir las sábanas a diario

Después de hacer la cama, este pequeño detalle es fundamental si queremos dormir mejor y cuidar la salud. Si no lavamos las sábanas y tampoco las sacudimos podemos tener problemas en la piel o en la calidad del sueño.

6- No limpiar con frecuencia las alfombras

Uno de los elementos de la casa que no se aconsejan para alérgicos al polvo son las alfombras y cortinas. Si aún así queremos mantener ambas en casa, debemos ser constantes con su limpieza ya que retienen mucha suciedad. Lavar las cortinas en el lavarropas y limpiar la alfombra cada día resultará vital para evitar ácaros.

7- No limpiar el interior de los armarios

Los armarios se limpian y también por dentro. Si no lo hacemos, el polvo se puede trasladar a la ropa y luego desarrollar picores en la piel. Tengamos un armario abierto o cerrado, es importante pasar siempre un paño y mantener una buena limpieza.

8- Usar plumeros para quitar el polvo

No son nada recomendados porque lo único que hacen es levantar el polvo. Mejor pasá un paño húmedo, así atraparás el polvo antes.

Fuente: El mueble

COMENTARIOS