Belleza

Cinco formas de cuidar tus manos

Cómo protegerlas de todo tipo de agresiones

domingo 15 de noviembre de 2020 - 7:22 am

Las manos sufren tantas agresiones (frío, sol, lavados frecuentes, el contacto con químicos, detergentes y contaminantes) y por ello pueden tener un envejecimiento precoz. De hecho, el paso del tiempo se aprecia antes en ellas que en los rasgos faciales. Hay un adelgazamiento del tejido, las venas y los huesos se hacen más visibles, y salen a luz las lesiones pigmentarias.

Hábitos a adquirir

Hidratalas cada vez que te las laves. En cuanto a las fórmulas, no uses el body milk del cuerpo o el tratamiento para pies. Elegí un producto tópico específico que aporte sustancias humectantes como glicerina o sorbitol, vaselina o parafina.

Cuidá la postura

Si trabajás muchas horas delante de la computadora, para prevenir cualquier lesión mantené el antebrazo apoyado cuando deslices el mouse, da descanso a los dedos  y realizá estiramientos. Doblá la mano hacia arriba, apuntando con los dedos hacia el techo, mantené 20 segundos, y realizá el mismo movimiento con la mano apuntando hacia abajo.

Hacé curas nocturnas

Por la noche, poné una dosis extra de crema y cubrí con unos guantes de algodón. Prevenís la deshidratación y la formación de grietas. También es buen momento para acudir a mascarillas

Blindalas del sol

Como otras zonas, pueden ser blanco de las manchas. Es imprescindible protegerlas de la radiación solar. Si haces deporte al aire libre usa un fotoprotector con SPF 50.

Automasaje desconstracturante

Poné un aceite entre las palmas de las manos, presioná una contra otra y hacé círculos hasta que adquieran temperatura y frotá una contra otra.

Después, con el pulgar y el índice, realizá movimientos circulares primero desde la muñeca hasta la base de cada dedo y, luego, hasta la punta, incluyendo las uñas. A continuación, masajeá la palma con el pulgar y realizá movimientos de vaivén sobre el dorso de la mano. Así activás la circulación.

Pare relajar, aplicá una crema o aceite mezclado con unas gotas de árnica (tiene propiedades analgésicas) y realizá un suave, largo y pausado movimiento ascendente. Repetí el proceso en la otra mano.

Fuente: Mía

COMENTARIOS