Economía

“Gracias por las 120 lucas verdes”: tras recuperar dólares del “corralito”, un mensaje abrió una pesadilla

El 20 de septiembre del 2007 recibieron una carta anónima en su domicilio donde los ponían al tanto del robo del que habían sido víctimas; tras 13 años, finalmente la Justicia ordenó al banco en Villa del Parque que reintegre el dinero

sábado 7 de noviembre de 2020 - 12:36 pm

Faltaba un día para el inicio de la primavera del 2007, cuando E.K. y su marido, H.L. recibieron en su domicilio un sobre papel madera con un mensaje que los alarmó: “Gracias por las 120 lucas verdes”.

De inmediato, entendieron a qué hacía referencia el mensaje: la pareja tenía 124.000 dólares guardados en una caja de seguridad de la sucursal Villa del Parques, del BBVA Banco Francés. Se acercaron al banco y confirmaron la mala noticia: los 124.000 dólares no estaban más allí.

Finalmente, tras 13 años de disputa judicial, la Sala E de la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Comercial resolvió fijar días atrás un resarcimiento por daño material y daño moral por US$ 100.000 y $80.000, respectivamente, más intereses del ocho por ciento en dólares en favor del matrimonio que sufrió el hurto de esos ahorros que habían puesto a resguardo en una caja de seguridad de una institución bancaria. Así lo reveló Nydia Zingman de Domínguez  la abogada de los damnificados al periodista Gabriel Nicola, de La Nación.

Los dólares que les robaron habían sido guardados en una caja de seguridad, luego de recuperarlos por medio de acciones de amparo del “corralito” financiero de 2001 y 2002. Otra parte de los 124.000 dólares habían sido recuperado por la venta de una propiedad y de ahorros.

¿Cómo demostraron cuántos dólares tenían?

La gran pregunta en estos casos es cómo demostrar cuánto dinero tenían allí guardado. Al respecto, el fallo de la Cámara Nacional de Apelaciones en los Comercial explicó: “Apreciando las particulares circunstancias del caso, donde por haberse extraviado las constancias de ingreso en la caja por una causa no imputable a ninguna de las partes se impuso la necesidad de exigirle un mayor esfuerzo en materia probatoria a la parte fuerte del sinalagma [el banco] y la de valorar de una manera más laxa los elementos de convicción aportados por la denunciante, y ponderando especialmente el importe resultante de los comprobantes de compra de moneda extranjera, propongo que la queja que se analiza en el presente acápite sea admitida, con el alcance de elevar el reclamo por el concepto aquí examinado a la suma total de US$100.000”.

COMENTARIOS