Psicología

Qué hacer como padre si tu hijo sufre anorexia o bulimia

Cuál es el rol de la familia ante estas enfermedades

miércoles 11 de noviembre de 2020 - 7:37 am

Los padres pueden llegar a manifestar diferentes reacciones como negación, miedo, soledad, frustración, impotencia y enojo directo con el hijo que sufre algún trastorno de alimentación. La anorexia y/o la bulimia afectan la salud de un ser querido y la estabilidad de toda la familia.

¿Qué hacer como padre?

– Aceptar que existe un problema que afecta a toda la familia y no sólo al enfermo.

– Comprometerse con el tratamiento indicado por los especialistas, comprender el modelo, seguir las reglas y limitaciones.

– Establecer una buena comunicación con las personas encargadas.

– De la colaboración y disposición de la familia depende gran parte del éxito del tratamiento.

– Evitar recriminarse o a su pareja del trastorno de alimentación de su hijo.

– Liberarse de la culpa de no haber visto antes lo que sucedía. No es fácil darse cuenta, además hay mil maneras de engañar a los padres. El sentimiento de culpa no ayuda a que el enfermo se cure.

– Usar todas sus energías en entender qué pasó y analizar en que se contribuyó al padecimiento.

– Confiar en los especialistas y no creer en que se puede curar al hijo solo. Esto sucede a menudo y se pierde tiempo muy valioso.

– No permitir que la enfermedad gobierne la casa, por esto es importante la información y ayuda de especialistas.

– Y lo más difícil de todo. Comprender que la recuperación es responsabilidad del hijo, y que si no tiene la mínima disposición de controlar esta enfermedad, no podrá ser ayudado, por más que quienes lo rodean quieran su salud y felicidad.

– Una medida preventiva, útil y valiosa es tener al menos una comida en familia al día y tratar de establecer una buena comunicación. No distraerse en ese momento con teléfonos celulares o la televisión. Crear el ambiente apropiado para que puedan expresar sus preocupaciones y sentimientos; que perciban la disposición sincera de los padres a escucharlos con atención.

Fuente: Toque de mujer

COMENTARIOS