Elecciones en Estados Unidos

Conteo en EE.UU.: el Líder Supremo de Irán se burla que sea Trump quien denuncie fraude electoral

Enfrentados desde hace más de 40 años, la relaciones entre ambos países se deterioraron tras la decisión del republicano de salir de manera unilateral del acuerdo nuclear

jueves 5 de noviembre de 2020 - 8:50 am

El mundo aguarda desde el martes los resultados de las elecciones en Estados Unidos. Las potencias de Europa esperan atentas lo que suceda entre el republicano Donald Trump y el demócrata Joe Biden para relanzar la relación, en medio de la crisis por el Brexit, y el Reino Unido ya declaró que se adaptará gane quien gane. Sin embargo no son solo los aliados los que miran de cerca el cierre de los comicios.

Frente a la tensión desatada por el propio mandatario estadounidense, que denunció fraude tras ver que su rival está más cerca que él de la Casa Blanca, incluso enemigos históricos del país monitorean el minuto a minuto y hablan al respecto.

Como el ayatollah Ali Khamenei, quien se burló de la situación en Twitter. El guía supremo iraní habló ayer del “espectáculo” que están ofreciendo las presidenciales, cuyo recuento sigue en curso dos días después de los comicios y que Trump amenazó con llevar a la justicia.

“¡Es una situación digna de ver! Dice que son las elecciones más fraudulentas de la historia de #EEUU. ¿Quién? ¡El propio presidente que está en el cargo ahora! ¡Y su rival dice que #Trump pretende cometer fraude a gran escala! Eso son la democracia y las elecciones de Estados Unidos”, aseguró en un mensaje publicado en varios idiomas.

Antes, el día de las elecciones, había escrito en otro post: “El régimen de Estados Unidos está en una gravísima decadencia política, civil y moral. Lo dicen sus propios analistas. Un régimen así no durará mucho. Por supuesto, hay algunos que si llegan al poder lo destruirán antes. Otros, ¡un poco más adelante!”.

“Sea cual sea el elegido en las #eleccionesEEUU no afectará a nuestra política respecto a Estados Unidos. Claro que es posible que ocurran cosas con la llegada de cualquiera de ellos, pero eso no guarda relación con nosotros. Nuestra política está medida y es clara”, había indicado.

Enfrentados desde hace más de 40 años, la relaciones entre la República Islámica iraní y Estados Unidos se deterioraron tras la decisión del republicano de salir de manera unilateral del acuerdo nuclear iraní que había alcanzado la gestión de Barack Obama. Tras las elecciones legislativas en Irán, Estados Unidos anunció en febrero nuevas sanciones, esta vez simbólicas, a cinco dirigentes después de que impidieran presentarse en los comicios a miles de candidatos reformistas o moderados.

Washington “no tolerará ninguna manipulación de las elecciones para favorecer la agenda dañina del régimen” iraní, declaró entonces el secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, pocos días después de estos comicios en los que arrasaron los candidatos.

Incluso diez días antes de las presidenciales en Estados Unidos, el director de los servicios de inteligencia estadounidenses acusó a Irán de enviar correos electrónicos “con el objetivo de intimidar a los electores, incitar los problemas sociales y perjudicar al presidente Trump”.

Teherán denunció entonces que las autoridades hicieron “un alegato infundado respecto a las elecciones para justificar el escenario antidemocrático que ellas mismas están preparando”.

Otras reacciones

Pero Khamenei no fue el único en referirse a lo que pasa en el país del norte. La ministra de Defensa de Alemania, Annegret Kramp-Karrenbauer, mostró su preocupación ante esta “situación muy explosiva” en Estados Unidos, donde Trump se declaró ganador antes de que concluya el recuento de votos.

La responsable advirtió de los riesgos de una “crisis constitucional”. “Es algo que debe preocuparnos”, agregó.

Por su parte el presidente brasileño, Jair Bolsonaro, ultraderechista, aliado del exmagnate, fue directo y aseguró: “Ustedes conocen mi posición, es clara (…) tengo una buena política con Trump, espero que sea reelecto, espero”

Antes de tiempo, ayer, el primer ministro esloveno, Janez Jansa, felicitó a Trump después de que este se declarara vencedor de las presidenciales antes de que concluya el recuento de los votos. “Parece claro que los estadounidenses eligieron a Donald Trump”, dijo en Twitter.

Hasta el momento la carrera es liderada por el candidato presidencial demócrata Joe Biden, quien fue vicepresidente de la nación por ocho años. Sin embargo, faltan cerrar los resultados en Alaska, Arizona, Georgia, Nevada, Carolina del Norte y Pensilvania. Si Trump no resulta ganador, será el primero en varios años en no conseguir un segundo mandato.

COMENTARIOS