Mundo Insólito

Insólito: esta escultura de ballenas salvó a un tren descarrilado en Holanda

El conductor de un tren subterráneo en los Países Bajos escapó de un accidente grave el lunes después de que su vehículo saliera de las vías, para ser detenido por una escultura de cola de ballena

miércoles 4 de noviembre de 2020 - 7:48 pm

Una escultura con cola de ballena salvó la vida de un conductor de tren en los Países Bajos, después de que el vehículo rompiera las barreras de contención en la estación final de la línea. El vagón quedó apoyado en la escultura en vez de precipitarse al suelo.

El tren rompió las barreras de seguridad en la última estación de De Akkers en Spijkenisse, cerca de la ciudad portuaria holandesa de Rotterdam. El accidente ocurrió en una plataforma elevada, a diez metros del suelo, donde el carruaje podría haber caído fácilmente al agua.

La periodista de la BBC, Anna Holligan, tuiteó un video del tren descansando sobre las aletas de las ballenas:

 

Afortunadamente, la escultura de plástico de la cola se interpuso en el camino y pudo soportar el peso del vagón del metro. El conductor resultó ileso y pudo salir del vehículo sin ayuda. No había pasajeros a bordo en ese momento.

Los lugareños fueron despertados del sueño por el fuerte ruido del choque poco después de la medianoche del domingo.

La noticia del accidente se extendió en las redes sociales, y grupos de vecinos se reunieron rápidamente para presenciar la escena del percance. Sin embargo, las autoridades advirtieron a las personas que se mantuvieran alejadas y enfatizaron que las restricciones por coronavirus aún estaban vigentes.

Ingenieros especializados trabajan para retirar el tren, preocupados por la estabilidad de la estructura debido a los fuertes vientos: “Un equipo de expertos está investigando cómo podemos hacer que sea seguro bajarlo”, dijo Carly Gorter, portavoz de la autoridad de seguridad local. “Es complicado”, agregó.

Maarten Struijs, el arquitecto que diseñó la escultura de la ballena, expresó su asombro y alivio de que la estructura hubiera jugado un papel que salvó la vida del conductor: “Me sorprende que sea tan fuerte”, dijo a la emisora holandesa RTL. “Si el plástico ha estado parado durante 20 años, no se espera que contenga un vagón de metro”.

COMENTARIOS