Economía

Para frenar al dólar, el Tesoro no le pedirá más adelantos de dinero al BCRA hasta fin de año

El Ministerio de Economía lanzó un comunicado con pasos a seguir en los próximos meses a fin de dar mas certidumbre al mercado

lunes 2 de noviembre de 2020 - 10:33 am

Luego del “veranito” financiero de la semana pasada en el que el valor del dólar blue cayó mas de $20 y con una licitación de bonos satisfactoria, el gobierno está en la obligación de mantener esa “pax cambiaria” el máximo tiempo posible. Es así que el ministro de Economía, Martín Guzmán, anunció hoy que el Tesoro no le pedirá más adelantos de dinero al Banco Central (BCRA) hasta fin de año. Se trata de una señal a los mercados y un nuevo intento del Gobierno por reducir la brecha entre el dólar oficial y el paralelo.

A través de un comunicado de prensa, la cartera que conduce Guzmán informó que “durante los meses de noviembre y diciembre no se solicitarán asistencias del Banco Central al Tesoro en forma de Adelantos Transitorios, tras las cancelaciones efectuadas en los últimos días”.

“En cuanto a la política financiera para el cierre del año, se apunta a renovar la totalidad de los vencimientos de capital e intereses y obtener financiamiento neto de mercado por hasta un 10% respecto al total de vencimientos de dicho período”, indicó el Ministerio de Economía.

“Cualquier incremento de financiamiento neto que supere ese umbral será destinado a reducir adicionalmente el nivel de asistencia del Banco Central”, agrega.

De esta forma, el Gobierno busca “avanzar en la agenda de normalización del financiamiento del sector público” y “crear un puente de previsibilidad entre la ejecución presupuestaria del corriente año y el presupuesto 2021, que contempla una considerable reducción de las necesidades de financiamiento y del crédito del Banco Central al gobierno”.

En un intento de llevar mas calma a los mercados, la cartera que encabeza Guzmán recordó que el Gobierno tuvo que aumentar la emisión monetaria para financiar la pandemia del coronavirus. Para el mes de agosto casi se había duplicado la base monetaria.

“Durante este año la gestión fiscal ha sido afectada por los severos impactos de la pandemia manifestados en la contracción de los ingresos públicos y en urgentes e ineludibles necesidades de gastos”, apuntó.

“Frente a la imposibilidad de acceder al financiamiento a través del mercado de capitales, el mayor déficit fiscal significó un aumento de los requerimientos de asistencia financiera por parte del Banco Central”, completó.

Guzmán resaltó que “la paulatina y aún incipiente recuperación de la actividad económica ha repercutido positivamente en la recaudación impositiva, mientras que el financiamiento en el mercado interno ha permitido renovar vencimientos y captar recursos netos”.

Por lo tanto, señaló el ministro, se crearon “las condiciones para poder establecer con mayor certidumbre el sendero fiscal hacia el final del año”.

“El sistema financiero está bien, está robusto ya que los dólares están en los encajes en el Banco Central (BCRA) y en los bancos, de manera que no hay que tener ningún temor. Si hay una gran lección que aprendimos los argentinos es a cuidar los depósitos de la gente y no prestar dólares a quien no produce dólares”, indicó Guzmán, en diálogo con el canal de cable Net.

Además, contradictoriamente, el funcionario afirmó que el Gobierno tiene “con qué hacer frente a la necesidad de divisas”. “La brecha es un tema que nos ocupa porque los mercados paralelos generan expectativas y el contado con liquidación es también un mercado, existe, no lo podemos negar, pero debemos hacer que no sea tan volátil”, agregó.

COMENTARIOS