Salud

Seis de las enfermedades cardíacas más comunes y sus síntomas

Cómo reconocer y diferenciar cada una de ellas

lunes 9 de noviembre de 2020 - 7:45 am

Existen numerosas patologías que afectan al corazón o a los vasos sanguíneos; se clasifican en tipos de enfermedades cardíacas. Estas son las más comunes y sus principales síntomas.

1. Hipertensión arterial

Uno de los tipos de enfermedades cardíacas más comunes es la presión arterial alta. En condiciones normales la sangre ejerce una fuerza específica en las paredes de los vasos sanguíneos denominada presión arterial.

En diversas situaciones, esta presión puede ser tan elevada que llega a causar daños en los órganos del cuerpo. Puede deberse a un aumento del volumen de sangre circulante o a una disminución del diámetro de las arterias.

Una persona con una presión arterial sistólica mayor a 140 mmHg o con una presión arterial diastólica mayor a 90 mmHg padece de hipertensión. Esta patología es de fácil diagnóstico y su tratamiento es bastante accesible.

Síntomas

Esta patología no tiene una sintomatología en específico, por lo que muchos pueden padecerla sin saberlo. No obstante, hay quienes presentan diversos síntomas cuando los valores alcanzan niveles altos. Entre ellos se encuentran el dolor de cabeza, los mareos, la dificultad para respirar y el sangrado nasal.

Sin embargo, todos estos síntomas son inespecíficos y muy pocas veces son atribuidos a valores de presión arterial elevados.

2. Cardiopatía coronaria

Es una enfermedad que afecta a las arterias encargadas del riego sanguíneo del corazón. La luz de los vasos sanguíneos se disminuye por diversas causas, lo que genera un aporte insuficiente de oxígeno al músculo cardíaco, detalla el portal Mejor con salud.

Las placas de ateroma son una de las principales causas de la disminución del diámetro arterial. Estas son formaciones de lípidos o grasas que se acumulan en las paredes de las arterias, las que pueden desprenderse y obstruir completamente un vaso.

Una de las complicaciones más frecuentes es el infarto agudo de miocardio, el que ocurre cuando la arteria se obstruye en su totalidad, por lo que no habrá un aporte sanguíneo adecuado. Esto causa que las células no tengan suficiente oxígeno y mueran en cuestión de minutos.

Síntomas

El principal es la angina de pecho o dolor torácico. El mismo aparece en la mayoría de los casos tras la actividad física intensa, se localiza en el centro del tórax, es de carácter constrictivo y suele desaparecer tras unos minutos en reposo.

Además, algunos pueden presentar los siguientes síntomas:

– Fatiga.

– Dificultad para respirar.

– Debilidad en el cuerpo.

– Dolor de cabeza.

– Mareos.

3. Insuficiencia cardíaca

Es una de las más graves. El corazón no puede ejercer su función de bomba y existe un bajo gasto cardíaco, es decir, no hay una salida de sangre adecuada. El músculo ventricular se encuentra muy débil, por lo que no se contrae de forma correcta. Esto puede ser causado por una gran variedad de alteraciones estructurales o funcionales, siendo así la etapa final de ciertas patologías cardiovasculares.

Esta enfermedad puede afectar un solo ventrículo o todo el corazón. Una vez llegado a este punto no hay forma de revertirlo. Sin embargo, se puede mejorar la situación con el uso de medicamentos y cambios en el estilo de vida.

Síntomas

Puede variar dependiendo de las cavidades que estén afectadas. En este sentido, cuando esté afectado el ventrículo derecho, los signos serán respiratorios y podremos observar:

– Dificultad respiratoria.

– Incapacidad de respirar mientras se está acostado.

– Tos con expectoración rosa claro.

– Disnea paroxística nocturna.

Por otro lado, si está afectado el ventrículo izquierdo habrá síntomas sistémicos, entre los que destacan:

– Inflamación de los miembros inferiores.

– Fatiga.

– Ingurgitación yugular.

– Ascitis.

4. Cardiopatía congénita

Una de las causas más frecuentes de problemas cardíacos en niños. Las mismas son defectos estructurales que tienen su origen en el embarazo, durante la formación del corazón del bebé. No se trata de una sola alteración, sino de un conjunto de ellas.

Es imposible establecer una causa específica para esta patología, ya que son muchas la situaciones que pueden afectar la formación del corazón. Gracias a los avances científicos, la supervivencia de los niños que la presentan aumentó significativamente y casi todos alcanzan la edad adulta.

Síntomas

Suelen presentarse los primeros días después del parto. Hay respiración rápida, labios morados, dificultad para alimentarse y problemas de crecimiento.

Por otro lado, algunos que nacieron con una malformación congénita y llegan a la adultez presentan arritmias, dificultad para respirar, coloración azulada en la piel, fatiga e inflamación de los miembros inferiores.

5. Cardiopatía reumática

La fiebre reumática es un tipo de enfermedad cardíaca que aparece como consecuencia de una cepa de estafilococos que ataca al tejido conectivo produciendo una reacción autoinmune.

De esta manera, afecta al músculo y las válvulas cardíacas generando un gran daño en un cuadro de cardiopatía reumática. Estos daños llegan a ser tan severos que causan insuficiencia cardíaca grave y la muerte del paciente.

Síntomas

El diagnóstico es difícil; el mismo se basa en la clínica del paciente y la presencia de los anticuerpos específicos en la sangre. En este sentido, los principales signos son:

– Fiebre que no sobrepasa los 38,5 °C.

– Dolores musculares y articulares.

– Debilidad generalizada.

– Vómitos

– Artritis.

6. Miocardiopatías

Son enfermedades cardíacas que afectan al músculo del corazón. Modifican la forma y la distribución de las células que lo componen. De esta manera, el músculo se encuentra alterado.

Los tres tipos más comunes son la dilatada, la hipertrófica y la restrictiva. En la primera los ventrículos están aumentados de tamaño, mientras que en la segunda la pared ventricular está engrosada. Por último, en la restrictiva el ventrículo se halla rígido debido a una infiltración de tejido conectivo.

Síntomas

A pesar de que pueden ser asintomáticas en el inicio, en la etapa final existirá un bajo gasto cardíaco, por lo que los signos presentados serán similares. Entre ellos podremos encontrar:

– Dificultad respiratoria posterior a la actividad física.

– Inflamación de los miembros inferiores.

– Fatiga.

– Palpitaciones.

– Mareos y desmayos.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS