Dólar

Alertan por el dólar: qué opinan los especialistas

Incertidumbre por el futuro económico del país: "plan aguantar" y reservas nulas entre las principales razones

domingo 1 de noviembre de 2020 - 9:34 am

El economista Gabriel Caamaño, socio de Consultora Ledesma, aseguró que el Gobierno está tratando de convencer al mercado con un cambio en el modo de financiamiento del déficit con más deuda y menos emisión.

Sin embargo, en dialogo con IProfesional, el economista recordó que eso no soluciona los desequilibrios de fondo. “Ya lo vivimos con el Gobierno anterior, que cambió la forma de financiar el déficit sin achicarlo y terminó con una crisis, aunque el mecanismo fue distinto”, alertó.

Al ser consultado sobre la baja del dolar “blue” esta semana, sostuvo que “hubo un cambio fuerte de estrategia enfocándose más en las consecuencias que en los desequilibrios en sí mismos. También hay un intento de cambiar la forma de financiar el déficit fiscal, aunque el déficit y las necesidades financieras de los próximos dos meses son muy altos. Eso es lo que vimos esta semana. La baja de los paralelos es básicamente es esa acción directa del Gobierno de vender bonos en dólares contra pesos”.

La estrategia del gobierno no es sostenible en el tiempo para Caamaño: “Tienen más stock de bonos que de dólares, porque reservas quedan pocas, pero igualmente es stock contra flujo. Si no se solucionan los desequilibrios de fondo, algún día el stock se termina. Si es sólo para ganar tiempo, termina mal. Si es que usan ese tiempo para solucionar lo otro, puede ser, aunque hay que ver qué hacen“.

“El Gobierno termina el día con menos bonos en dólares propios de los que tenía al inicio, con lo cual, privatizó deuda que estaba en poder del sector público y pasó al sector privado. ¿A qué tasa? Al 17% o más. Con lo cual está endeudándose en términos netos con el sector privado. Esa es la deuda que, al fin y al cabo, importa porque el sector público no te corre”, dijo a IProfesional.

La política cambiaría del gobierno está arrojando malos resultados que se ven reflejados en la perdida de reservas del BCRA: “Con el balance del BCRA, si a los activos en dólares le restás los pasivos en dólares, da que las reservas son prácticamente nulas o negativas. Ahora bien, con la metodología del FMI que dice que a los activos en dólares hay que restarle solamente los pasivos en dólares exigibles en los plazos de un año, todavía dan positivas pero muy bajas y achicándose. Esa es la diferencia entre los cálculos. El último dato que hay con esta metodología es de fin de septiembre, cuando estaban alrededor de u$s5.000 millones y además, hay una posición vendida en futuros de u$s5.600 millones. El año había empezado con u$s12.000 millones y posición nula en futuros. Es decir, están bastante peor de lo que empezaron, en poco tiempo, sentenció Caamaño.

Para reforzar las reservas el economista resolvió: Argentina tiene superávit de cuenta corriente, el problema que tenemos es de flujos: nadie quiere vender y todos quieren comprar. Lo primero es que el que tiene que vender deje de retrasar las ventas o de financiarse en pesos para evitar vender. Para eso hay que subir la tasa, que hoy no cierra ni siquiera con respecto a la devaluación del oficial. Entonces, ahí ellos mismos están apalancando esa falta de ventas y la corrida contra las reservas. Es obvio que la tasa sola no puede, como no pudo en el Gobierno de Macri, y se necesita consistencia fiscal. Entonces, se necesita un plan con una tasa y un sendero fiscal consistentes como condiciones necesarias. A eso se le pueden sumar otras cosas para ganar credibilidad y potencia. Puede ser un desdoblamiento transitorio o una corrección en el tipo de cambio oficial, que ya parece imposible de evitar, o un aporte de reservas del FMI.

Al ser consultado sobre la posibilidad de un salto devaluatorio respondió: “Depende de cuánto dura este “plan aguantar”, parecen apostar a ese plan hasta que salga el acuerdo con el FMI. Después, habrá que ver qué es el acuerdo con el FMI. Pueden ser solo recursos o puede exigir un cambio en la política económica, para que gane consistencia, lo que se parecería a tener un plan. Eso no lo sabemos hoy y tampoco nos dan muchas pistas al respecto. Sabemos que están intentando que el acuerdo con el FMI venga con recursos pero están apuntando más a las líneas de alrededor de u$s3.000 millones por el Covid, que no tienen condicionalidades, que al tramo que quedó pendiente de desembolsos del Stand By pero que sí tienen condicionalidades”.

COMENTARIOS