Salud

La importancia de hidratarse y cómo hacer para tomar la cantidad recomendada

Trucos para ingerir la cantidad necesaria a diario

domingo 8 de noviembre de 2020 - 7:56 am

El cuerpo humano está compuesto por un 60-70 por ciento de agua, pero esta cantidad se va perdiendo a lo largo del día por la orina y la sudoración. Por eso, para que el organismo funcione de forma óptima, es el elemento ideal que debemos consumir.

Hacerlo supone muchos beneficios, entre ellos, mejoras en el aspecto de la piel, mantenimiento del peso y la temperatura corporal, ayuda a la salud de los riñones y prevención de la deshidratación.

Es fundamental que de a poco incorporemos el hábito de consumir líquido durante el día. Se recomienda tener a mano siempre una botella de agua. Eso va a hacer que aunque no tengamos sed, al verla, nos tiente a tomar de a sorbos.

Otra alternativa para comenzar a generar el hábito es ponerse alarmas que avisen que hay que tomar un vaso. Con el paso de los días, vamos a ir adquiriendo la costumbre.

La recomendación es tomar entre dos y tres litros por día. Pero esto va a depender de otros factores. Si por ejemplo realizamos ejercicio, la cantidad puede incrementarse debido a la mayor pérdida, además, también puede influir el clima y la humedad.

Además, la mayoría de las frutas y algunos vegetales están compuestas por gran cantidad de agua. Por lo tanto, son opciones válidas para completar la cuota diaria de líquido.

Uno de los principales problemas de la falta de ingesta del agua es la deshidratación. Tener sed ya supone un problema, o el comienzo de uno si no se revierte. Si bien lo correcto es tomar agua en ese momento, es importante saber que lo ideal es tomarla antes de que el cuerpo lo pida.

Un ejercicio para saber cuán hidratados estamos es mirar el color de la orina. Aunque no es un método 100% efectivo, porque puede verse alterado por medicamentos o suplementos como por ejemplo vitaminas, es práctico para ir conociendo y ajustar nuestra hidratación. Cuanto más clara está, mejor hidratados estamos. Si está más oscura, como concentrada, quiere decir que estamos deshidratados, o en proceso de estarlo.

La deshidratación puede traernos algunas complicaciones como pérdida de la agudeza visual, mareos, fatiga y menor concentración. Y esto se potencia si realizamos ejercicio, y ni hablar si el clima es con altas temperaturas y gran humedad.

Mantener una buena hidratación a lo largo del día priorizando el agua y las infusiones o bebidas saborizadas naturales como las limonadas, nos van a ayudar a mantener la temperatura corporal, a lubricar las articulaciones y a eliminar desechos. El cuerpo necesita al agua para funcionar correctamente.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS