Opinión

Diplomacia monetaria: un nuevo capítulo de la dependencia con China

Alan Abud

Licenciado en Gobierno y Relaciones Internacionales y estudiante de Dirección de Negocios Globales. Escribe artículos de opinión sobre política nacional e internacional en su página de Instagram @minutocanciller_

viernes 30 de octubre de 2020 - 1:54 pm

Conforme se profundizan las relaciones diplomáticas entre China y Argentina, una política que trasciende a los gobiernos de distinto signo político, el país se transforma en un aliado cada vez más importante del Gigante Asiático en la región y, como consecuencia, en escenario de las distintas vertientes que tiene el despliegue de su política exterior.

La dependencia económica y comercial está en aumento a causa del crecimiento de las exportaciones y los programas de inversión. En esta línea, Argentina está en conversaciones para formar parte de la Ruta de la Seda, un megaproyecto global de China con inversiones en infraestructura con el fin sellar vínculos económicos y comerciales. Todas estas iniciativas traen aparejada otra estrategia de política exterior de China para aumentar su poder e influencia: una diplomacia monetaria. Esto es, instalar el Yuan como una moneda de intercambio a nivel internacional.

Hoy el Yuan, moneda con la que se opera en China, lejos está de tener la relevancia que tienen el Dólar, Euro o la Libra Esterlina. El dólar norteamericano no solo sigue siendo la moneda más utilizada del mundo sino que su uso ha aumentado desde 2013 desde un 87% al 87,6% del total de las transacciones. Mientras que el Yuan es utilizado en el 4,3%.

Aunque analistas económicos coinciden en que en el mediano plazo se espera que el dólar mantenga su liderazgo indiscutido, desde Beijing, con la paciencia milenaria que los caracteriza, intentan favorecer la utilización del Yuan al menos en aquellos estados cuya dependencia económica es muy fuerte. Argentina es uno de ellos.

Aprovechando la crisis económica y cambiaria que atraviesa el país, desde Beijing vieron la oportunidad, en un intento de aliviar la situación argentina, de instalar el Yuan como moneda de cambio entre ambos países. A principios de mes, el Ministro de Economía, Martín Guzmán, dio la bienvenida formal a la diplomacia monetaria de China al permitir realizar operaciones comerciales en dicha divisa en un intento de conservar los pocos dólares que tiene el Banco Central de la República Argentina (BCRA) para evitar la disparada del dólar.

Otros países, quienes casualmente tienen una fuerte dependencia económica con China, han adoptado medidas similares: Nigeria, Venezuela, Irán e incluso la propia Rusia acordó el uso de monedas nacionales para el comercio bilateral en un momento en el que el valor del Rublo se desmoronaba respecto al dólar. En Francia, una parte de sus intercambios comerciales con China son realizados en Yuanes

La influencia del Yuan en las finanzas del país también se ven reflejadas en las reservas que tiene disponible el BCRA. Un informe de Bloomberg asegura que están compuestas en un 50% por Yuanes que corresponden a un SWAP renovado por Mauricio Macri en 2017. Esto significa que la mitad de las reservas están compuestas por un préstamo en moneda emitida por China.

El Gigante Asiático encontró en Argentina, a raíz de sus constantes problemas económicos, un mercado, pequeño pero que se suma a la lista de otros de igual tamaño, para instalar su moneda. Mientras que, en paralelo, el país halló en los asiáticos un “salvavidas” engrosando sus reservas en Yuanes que, en caso de ser necesario pueden cambiarse por dólares.

Desde hace varios años que la moneda china viene ganando influencia en Argentina: el primer SWAP se había firmado en 2009 mientras que en 2014 el BCRA incluyó el Yuan como activo de reserva internacional. Dos años antes del reconocimiento como moneda de uso internacional por parte del FMI.

China está logrando su cometido, no solamente el país se ve obligado a fomentar el comercio con Beijing en Yuanes por falta de dólares sino también las reservas en dicha moneda condujeron a que el país evite una volatilidad mayor del Peso Argentino gracias a los Swaps que posee el BCRA.

El Yuan está adquiriendo una importancia mayor para el país que la que está consiguiendo en las finanzas internacionales. Mientras en el mundo su crecimiento avanza a paso lento, en el país lo hace a paso acelerado.

COMENTARIOS