Actualidad

Casero de los Etchevehere: “No hacían nada, estaban como de vacaciones y cantaban hasta las 4 AM”

Omar Barreto contó también cómo fue la llegada de Dolores Etchevehere al campo y dio detalles sobre la convivencia con los militantes que responden a Juan Grabois

viernes 30 de octubre de 2020 - 11:38 am

“Estaban como de vacaciones”, resumió el casero de la familia Etchevehere, Omar Barreto, al describir la actitud de los militantes del Proyecto Artigas, mientras duró la usurpación que este jueves la Justicia pidió finalizar.

En una entrevista con Todo Noticias (TN), el hombre resumió: “Ellos no hacían casi nada, estaban un rato a la mañana en la huerta y nada más”. Y agregó que “a la noche cantaban hasta las 3 o 4 de la mañana, estaban como de vacaciones”.

Además, Barreto dio detalles sobre el inicio de la ocupación de la estancia, que se extendió por dos semanas y terminó este jueves 29 de octubre alrededor de las 19, cuando los militantes del Proyecto Artigas se retiraron de la propiedad horas después del fallo de la jueza María Carolina Castagno que ordenó el desalojo.

“El primer día vino esta señora, Dolores Etchevehere, que yo no había visto nunca en la estancia desde que entré en enero. Me saluda y me dice ‘¿Usted es Barreto, el marido de Ramona?. Yo soy Dolores, la dueña de la estancia”, dijo Barreteo y agregó: “Yo la saludé porque soy una persona educada”.

Luego, contó que Dolores y los que la acompañaban “me pedían que les entregara la llave de la casa principal. Les dije que no la tenía, que la tenían los señores, después la agarraron a mi señora, la metieron en mi casa, yo no sabía nada que estaban usurpando ni nada”.

Barreto dijo que “después fueron a mi casa diciéndome que querían ser buenos vecinos, que compartiera con ellos el mate y que querían ser amigos, pero yo les dije que no me comprometieran, que yo tenía mi trabajo que yo respetaba a mis patrones”.

Sobre la rutina de los militantes del Proyecto Artigas, el casero dijo: “Ellos no hacían casi nada, estaban un rato a la mañana en la huerta y nada más. Después tomaban sol, mateaban”, dijo el casero que fue un testigo presencial de la usurpación y agregó que “a la noche cantaban hasta las 3 o 4 de la mañana, estaban como de vacaciones”.

Según el casero de los Etchevehere, cuando los usurpadores abandonaron la propiedad dejaron un gran desorden. “Apenas se fueron fuimos con mi señora a ordenar un poco, dejaron un desastre, todos desordenado, sucio.”, dijo Barreto.

COMENTARIOS