Salud

Hipermenorrea: qué sucede cuando el período es abundante

Cuáles son los mejores tratamientos a seguir para regularlo

viernes 6 de noviembre de 2020 - 7:34 am

La hipermenorrea es un sangrado abundante durante la menstruación, bien por cantidad o por duración. Sus causas son orgánicas, cuando hay alguna alteración en el útero, el endometrio o el ovario; o funcionales, si la alteración se produce en las hormonas que regulan el ciclo menstrual.

Tener un útero de tamaño mayor o de paredes más gruesas que la media es uno de los factores de riesgo, además de la presencia de miomas, las alteraciones hormonales, incluyendo tiroideas o prolactina, y el uso del dispositivo intrauterino (DIU) de cobre como anticonceptivo. Las enfermedades sanguíneas que alteran la coagulación y producen sangrados pueden aumentar el riesgo de este tipo de hemorragias ginecológicas.

Entre los síntomas están el sangrado más abundante o más duradero, resultando muy difícil cuantificar cuánto se sangra; dolores menstruales asociados a la expulsión de coágulos; y todos los síntomas asociados a la anemia, como cansancio y palpitaciones.

Todas las que piensen que su período es abundante es conveniente que consulten, también a aquellas que siempre tienen anemia o depósitos bajos de hierro. El cuerpo se adapta a vivir así, pero cuando se recuperan son conscientes de lo mal que han estado.

Es importante ingerir alimentos con hierro. Pero que se tolere bien, ya que por ejemplo las sales de hierro más antiguas que se comercializan suelen tener efectos secundarios como molestias gástricas y estreñimiento. Además su absorción es parcial. Esto hace que se abandonen los tratamientos. En los últimos años han aparecido fórmulas de hierro que evitan estos síntomas y favorecen una absorción máxima. Es el caso de los hierros sucrosomados, van envueltos en una especie de liposoma que les da esa característica farmacocinética. También nuevas formas químicas del hierro que favorecen su absorción.

Para disminuir el sangrado hay que hacer un diagnóstico preciso. Se pueden usar suplementos de progesterona natural para mejorar la segunda fase del ciclo. Anticonceptivos hormonales, con o sin estrógenos, que disminuyen la cantidad de endometrio que se forma. Pero el rey del tratamiento es el DIU con gestágenos. Colocado en el útero hace un efecto local para evitar el sangrado. Tanto si hay miomas como si no.

También los antiinflamatorios no esteroideos ayudan a disminuir el sangrado. De manera puntual se pueden usar procoagulantes como el ácido tranexámico. Más útil si es un sangrado puntual, no cíclico.  En cuanto a los medicamentos que se desaconsejan a las pacientes con hipermenorrea están los anticoagulantes, porque sangrarían aún más.

Todo esto debe ser consultado con un profesional para que evalúe cada situación puntual y los mejores métodos a seguir.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS