Coronavirus

El epidemiólogo de la Casa Blanca advirtió que Estados Unidos podría no volver a “la normalidad” hasta el 2022

"Si tenemos una campaña de vacunación, y para el segundo o tercer trimestre de 2021 hemos vacunado a una proporción sustancial de la gente, creo que será fácilmente para finales de 2021, y tal vez incluso para 2022, antes de que comencemos a tener alguna apariencia de normalidad", sostuvo

miércoles 28 de octubre de 2020 - 7:40 pm

El epidemiólogo oficial de la Casa Blanca, Anthony Fauci, dijo este miércoles que, aunque espera que se apruebe una vacuna contra el COVID-10 “en los próximos meses”, no cree que el país vuelva a tener “algo parecido a la normalidad hasta finales de 2021 o iniciado el 2022”.

En una entrevista con el decano de Medicina de la universidad australiana de Melbourne, Fauci habló también de la reticencia de una porción de la población estadounidense a usar mascarillas, y lamentó que miembros del partido republicano (entre ellos el mismísimo presidente Donald Trump) lo convirtieran en un asunto partidario.

La gente era ridiculizada por usar mascarillas. Dependía de que lado del espectro político estaban. Eso es muy doloroso para mí como médico, científico y persona especializada en salud pública. Si hay un área en el que no debería haber divisiones es en la salud de la nación”, expresó.

Fauci también se mostró preocupado por el avance de la tercera ola de COVID-19 en norteamérica, que esta semana registró nuevamente cifras récord, con un promedio de 73.094 nuevos casos, 40% más que dos semanas atrás.

El epidemiólogo fue concreto: dijo que la situación está “empeorando cada vez más”. El martes se reportaron más de 75.000 casos positivos y 1.043 muertes, lo que llevó el total a superar los 8,83 millones contagios y 227.400 decesos. En términos nominales, Estados Unidos es el país más afectado por la pandemia a nivel global.

Según reportó The New York Times, la tendencia continúa y a velocidades vertiginosas: 20 estados reportaron cifras récord de contagios en los últimos días. Entre ellos se cuentan Illinois, Tennessee, New Mexico, Nebraska y Utah.

Las autoridades de Wisconsin debieron abrir un hospital de campaña ante la saturación de su capacidad sanitaria; y Dakota del Norte, que había reportado una cantidad relativamente baja de casos, abandonó sus esfuerzos de rastreo ante su incremento exponencial.

Trump, por su parte, ha asegurado que el país está “viendo la luz al final del tunel” y que la pandemia terminará pronto. Su jefe de gabinete, Mark Meadows, dijo esta semana que la administración “no va a controlar al virus”. “Vamos a tratar de contenerlo de la mejor manera en la que podamos”, expresó.

 

COMENTARIOS