Sociedad

Caso Etchevere: la Justicia postergó para mañana la definición del desalojo

Carolina Castagno, la magistrada a cargo del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Paraná, resolvió, a partir de la disposición de un cuarto intermedio, definir durante el día de mañana qué sucederá con el desalojo solicitado por la familia Etchevere, tras una denuncia por usurpación de las tierras.

miércoles 28 de octubre de 2020 - 4:08 pm

El Tribunal de Juicios y Apelaciones de Paraná, a cargo de la jueza Carolina Castagno, resolvió comunicar mañana -tras disponer de un cuarto intermedio- la decisión del pedido de desalojo realizado por el exministro de Agricultura Luis Miguel Etchevehere, luego de que denunciara la usurpación de su campo en Entre Ríos.

La jornada del jueves estará marcada por la definición del caso de toma de terrenos y en la cual la magistrada barajará al menos tres opciones antes de pronunciarse: podrá disponer el desalojo de la estancia Casa Nueva, rechazar la apelación de pleno u ordenar al Juzgado de Garantías de La Paz que revise el rechazo a la cautelar.

La audiencia comenzó pasadas las 9:30 de la mañana con una exposición del Ministerio Público Fiscal (MPF) a cargo de Oscar Sobko y Mónica Carmona, quienes advirtieron que Dolores Etchevehere actuó con dolo porque conocía que no tenía derechos sobre el campo que es propiedad de Las Margaritas SA.

A su vez, argumentaron los motivos por los cuales solicitaron a Castagno que revoque el fallo de Flores y disponga el desalojo de los habitantes del campo Casa Nueva. Para los fiscales, el magistrado “se extralimitó en sus funciones” y condicionó a la acusación pública a un archivo de causa sin que se pueda avanzar en la Investigación Penal Preparatoria y sin darle lugar a otra decisión más que sobreseer a los acusados sin que siquiera se haya tomado la declaración indagatoria.

“Por supuesto que no hay una certeza de que se haya llevado a cabo un hecho ilícito, no tenemos la certeza que nos da una sentencia, pero si entendemos que hay una alta probabilidad de que estos elementos nos den una verosimilitud de hecho y de derecho de que se ha perturbado la posesión que tenía la empresa Las Margaritas SA sobre la estancia Casa Nueva. Esto fue ratificado por testimoniales a los que se le aclaró que no podían mentir porque iban a ser castigados por la ley penal”, explicó Sobko ante la titular del Tribunal de Juicios y Apelaciones de Paraná.

Según lo investigado, los fiscales afirmaron que el acuerdo privado del 31 de agosto del 2018, a través del cual Dolores Etchevehere cedía la totalidad de sus acciones de la empresa familiar (un 12,5%) no se concretó, pero que eso no le otorga derecho a ocupar el campo sino que le impone obediencia a las decisiones adoptadas mediante “autorización del máximo órgano de gobierno de una sociedad anónima que es la asamblea de accionistas”.

Si ella quiere ocupar alguna parte del campo, exclusivamente para ella, por ser accionista debe hacerlo por medio de la asamblea de la sociedad. Eso nunca lo obtuvo y sin embargo, son los medios de hecho que utilizó para ingresar al campo Casa Nueva”, expresaron los representantes del MPF.

 

La jueza Carolina Castagno

 

Rubén Pagliotto, abogado de la firma de los Etchevere, explicó que Dolores Etchevehere nunca le solicitó formalmente al directorio de la firma a que la autorice a realizar estas actividades en el campo porque se había desprendido de su parte con anterioridad, es decir “no tenía ningún derecho sobre la empresa”.

En ese sentido, según el letrado, la acción de la denunciada se desarrolló en “clandestinidad” pero no por haberse realizado ocultamente sino que por haber “sorteado los mecanismos de decisión del directorio”. Además, aseguró que es “del sentido común y casi una verdad de Perogrullo, que desde el 2009 el dominio y las decisiones respectivas al campo Casa Nueva eran de Las Margaritas SA a través de su administrador Juan Diego Etchevehere”.

El campo fue y es de Las Margaritas SA y no de Luis Félix Etchevehere -padre de la familia, fallecido en 2009 y cuya sucesión es el centro de la discusión entre sus hijos y viuda- y lo que estaba en su patrimonio y, en consecuencia, era parte de la herencia, eran las acciones de la sociedad anónima de las cuales Dolores se escindió en persona y mediante acta notarial ante la presidenta de la misma, su madre Leonor Barbero Marcial”, describió.

COMENTARIOS