Televisión

Qué dijo Facundo Pastor tras su tenso cruce con Eduardo Feinmann

El periodista realizó un fuerte descargo en el ciclo '4 Días': "No me interesa vivir en el país de la grieta", dijo el conductor

miércoles 28 de octubre de 2020 - 2:10 pm

El periodista Facundo Pastor realizó un contundente descargo tras mantener un tenso cruce con su colega Eduardo Feinmann por las tomas de tierras en Guernica, el conflicto de la familia Etchevere que tiene en vilo al país.

En resumen, el conductor de 4 días (A24, lunes a viernes de 22 a 23) expresó la necesidad de que la Justicia determine una sentencia firme sobre la escandalosa sucesión.

Entonces, Feinmann explotó ante las cámaras, le dijo que él pretendía vivir en un país distinto al suyo, que lo veía “afecto a estas circunstancias” y se sentía “un pelotudo” frente al “dueño de la verdad”, tal como definió a su compañero.

La acalorada discusión llegó a un punto inesperado con Eduardo dando por terminado el clásico pase de ciclos. Sin embargo, Facundo no se quedó callado.

Minutos después de comenzado su programa, el periodista realizó su descargo. Primero, recordó que en las últimas horas había entrevistado a ambas partes del conflicto (por los hermanos Etchevehere) y que su objetivo no era otro más que hacer preguntas.

“No estoy acá parado para dar una certeza. Estoy acá para hacer preguntas y me pregunto si lo que está sucediendo en Entre Ríos tiene que ver con lo que está pasando en Guernica… y si en Argentina está en riesgo la propiedad privada”, aclaró Pastor.

Acto seguido, el periodista pidió “respetar la división de poderes” y “esperar a que la Justicia falle”. “Podría pararme acá, como se dijo hoy en algún momento, a defender ‘delincuentes’, pero yo no defiendo delincuentes y ustedes me conocen, saben cómo me manejo, hace 20 años que trabajo de esto”, recalcó.

Además, habló de su trabajo y aseguró que él siempre escucha “a todos”. “¿No hay algo de objetividad que el periodismo debiera recuperar en este momento de la Argentina? Quizás estoy loco, y vos creas que yo tengo que contarte lo que vos querés escuchar o lo que mejor te venga según tus intereses. Eso no lo voy a hacer”, agregó en su descargo.

Y concluyó, sin mencionar a Eduardo: “Me voy a parar acá hasta que me lo permitan a contar información, después vos sacá tus propias conclusiones. Me manejé así siempre… no me interesa vivir en el país de la grieta donde la gente ya no sabe qué es verdad o mentira. Voy por otro lado y si no te gusta podés apagarme… Voy a contar información para que vos puedas saber qué es lo que está pasando. ¿Será un pecado? ¿Será increíble que a uno lo tilden de moderado por intentar contar información?”.

El periodista también habló del cruce con Feinmann en el ciclo radial Por si las moscas (La Once Diez/Radio de la Ciudad). “Eduardo se maneja así, es su carácter, es vehemente, si él piensa de una manera no me parece mal que lo diga al aire”, comenzó diciendo.

Y agregó: “El país en el que me gusta o me gustaría vivir es muy claro y muy concreto y lo expreso todos los días en mi programa al proponer el diálogo y la anti grieta. Me parece un disparate que a alguien se lo tilde de moderado como si eso fuera un defecto, entiendo el juego del periodismo y lo respeto, pero hay cosas que no hago ni haría”.

En esa entrevista, Pastor remarcó que no comparte “ese juego macabro de un lado o del otro”. “No me va, no me parece algo constructivo, lo digo desde lo más profundo de la honestidad intelectual. Hoy a la mañana terminé peleando al aire con Dolores Etchevehere, ayer en el intercambio con Eduardo daba la sensación de que lo que pasaba en el campo era lo correcto”, indicó.

Y, antes de finalizar la entrevista, dijo: “El periodismo debería dejar de pensar que del otro lado hay clientes, debería pensar en que hay audiencias. El cliente va a un restaurante”.

COMENTARIOS