Salud

Quince consejos para que el sol no afecte la piel tras los meses de encierro

El encierro prolongado deja la piel desprotegida y más vulnerable a alergias y quemaduras solares

jueves 5 de noviembre de 2020 - 7:12 am

Con la llegada de los días lindos y de calor puede que sufras una reacción anormal de la piel a la radiación solar debido a los meses de encierro que no nos ha permitido la síntesis de melanina progresiva que nos protege de la radiación.

Es necesario usar protección solar en la piel cubierta por la mascarilla porque no todos los tejidos filtran los rayos del sol. En un año tan anómalo, se impone más que nunca una adecuada fotoprotección integral. Este cuidado incluye, además del cuidado de la piel, el de los ojos y la alimentación correcta.

Quince consejos para protegerse del sol tras la cuarentena:

1- Durante el confinamiento has recibido poco sol y puede que la producción de vitamina D no haya sido suficiente. Por eso, reforzá tu dieta con alimentos que contengan esta vitamina como pescados azules, hígado, huevos o lácteos. No se deben tomar por iniciativa propia suplementos de vitamina D. Para más información, consultá con tu farmacéutico.

2- Usá protección solar también en la piel cubierta por la mascarilla. No todas protegen frente a todos los tipos de radiación.

3- Usar lentes sin filtro UV produce dilatación pupilar, aumentando la entrada de rayos UV dañinos al ojo pudiendo derivar en mareos, visión doble, cefaleas y otros síntomas.

4- Una dieta rica en frutas y verduras te ayudará a prevenir los daños solares desde el interior.

5- La incidencia de rayos UV en los ojos de forma continuada contribuye a la aparición de cataratas, queratitis o conjuntivitis, protegelos con anteojos de sol homologados que puedes encontrar en una óptica o farmacia.

6- Aplicate el protector solar al menos media hora antes de exponerte al sol. Renová la aplicación cada 2 horas, sin descuidar zonas como orejas, nariz, calva y pies.

7- Es también importante mantener una buena hidratación, consumí alimentos ricos en agua y tomá, al menos, dos litros de agua al día.

8- Usa fotoprotección y lentes de sol homologados también en los días nublados. Unos inadecuadas no protegen y pueden poner en peligro tu salud ocular.

9- Evitá la exposición al sol en las horas centrales del día (entre las 12 y las 16 horas)

10- También podés usar fotoprotectores orales, unos complementos alimenticios que incluyen, entre otros, compuestos antioxidantes, bioflavonoides, carotenoides, vitamina C, vitamina E, minerales como el selenio, extracto de té verde, ácidos grasos omega-3 o coenzima Q10, que contribuyen a la fotoprotección celular.

11- Unos lentes de sol adecuadas deben proteger del UV, ser adecuados para la conducción y presentar fidelidad del color. Unos oscuras no significan mayor protección.

12- Aumentá las precauciones en embarazadas, niños y ancianos y evitá la exposición solar en niños menores de 3 años.

13- La fotoprotección oral nunca sustituye a los fotoprotectores de aplicación tópica, sino que es un complemento que refuerza su acción.

14- Acudí al dermatólogo ante cualquier evolución en un lunar o peca.

15- Consulta a tu farmacéutico si tomás alguna medicación, incluida aquella que no precise receta, pues existe el riesgo de que tu piel reaccione de forma anormal durante la exposición solar. Te ayudará a elegir el protector solar más adecuado para tu tipo de piel.

Fuente: Guapísimas

COMENTARIOS