Salud

Quince cosas que podés limpiar con bicarbonato de sodio

Mirá todo lo que podés hacer con este producto ecológico y multiuso

martes 3 de noviembre de 2020 - 7:23 am

El bicarbonato y el vinagre son dos de los productos estrella para limpiar en casa y acabar con manchas realmente complicadas. A continuación, quince cosas para las que podés usar el bicarbonato de sodio en tu hogar.

1- Limpiar la bañadera

Si querés que la superficie luzca suave y brillante, pasá una esponja húmeda con bicarbonato, enjuagá y secá.

2- Sacar manchas de la alfombra

El bicarbonato es absorbente, un gran blanqueador y un gran anti-manchas si lo combinás con vinagre blanco. Necesitarás: 2 cucharadas de bicarbonato (20 g) y ½ taza de vinagre blanco (125 ml). Espolvoreá el bicarbonato sobre la mancha y frotalo con un cepillo. Rociá un poco de vinagre blanco y esperá 5 minutos para que penetre sobre los tejidos y remueva los residuos que originan la mancha. Retirá con el aspirador los residuos y dejalo secar.

3- Piletas de la cocina y baño sin gérmenes

Para eliminarlos, hay que desinfectar de forma regular. Necesitarás: 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g) y ¼ de taza de vinagre blanco (62 ml). Espolvoreá el bicarbonato sobre la pileta y dejalo actuar 5 minutos. Frotá con un cepillo y rociá con el vinagre blanco. Esperá otros 10 minutos y lavá la pileta. Te quedará limpia y brillante.

4- Cubiertos brillantes

Necesitarás: una cucharada de bicarbonato (10 g) y un poco de agua. Llená un recipiente con agua tibia y añadile el bicarbonato, remové hasta que se disuelva. Introducí los cubiertos y dejalos unos minutos. Luego lavalos como siempre y enjuagalos muy bien para que no quede ningún resto de bicarbonato. Secalos con un paño limpio.

5- Eliminar manchas amarillas de la ropa

Si las axilas o los cuellos de tu ropa blanca empiezan a amarillear, necesitarás: 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g) y ½ taza de vinagre blanco (125 ml). Frotá el lugar de la mancha con bicarbonato y luego dejala en remojo en un recipiente con el vinagre durante media hora. Después, enjuagá como de costumbre.

6- Azulejos sin moho

Para limpiar a fondo las baldosas de tu baño y evitar que las juntas se pongan negras o salga moho a causa de la humedad, creá una pasta mezclando bicarbonato y agua. Aplicala sobre los azulejos y dejá que actúe durante unos minutos. Retirá con una esponja o trapo húmedo y dejá secar.

7- Vitrocerámica como el primer día

Es una de las zonas más delicadas de la cocina, así que hay que limpiarla con cuidado. Necesitarás: unas cucharadas de bicarbonato y vinagre blanco para crear una pasta. Aplicala sobre la placa de vitrocerámica y dejá actuar unos minutos. Retirá con un trapo de papel. Si aún hay manchas de comida y grasa, con sumo cuidado pasá una espátula y volvéa pasar el trapo.

8- Juguetes limpios y desinfectados

En un recipiente lleno de agua añadí unas cucharadas de bicarbonato y sumergí los juguetes (sobre todo los de plástico, atención con los de madera) durante toda la noche. Después enjuagá y frotá bien las zonas más sucias.

9- Limpiar cristales

Necesitarás: 2 tazas de agua (½ litro), ½ taza de vinagre blanco (62 ml), 1 cucharadita de bicarbonato (5 g). Mezclá los ingredientes en un recipiente y con una esponja esparcí la mezcla por el cristal. Dejá actuar durante 5 minutos y limpiá el cristal con agua. Para evitar nuevas manchas, nunca limpies cuando el cristal esté recibiendo rayos de sol directamente.10.

10- Evitar malos olores

Para que tu basura no desprenda malos olores (sobre todo en verano), espolvoreá bicarbonato en el fondo del tacho. También podés tirar un par de cucharadas en la bolsa de la basura.

11- Ollas y sartenes brillantes

Con el uso, empiezan a tener manchas de grasa o de restos de comida quemada. Para limpiar, espolvoreá con bicarbonato y agregá suficiente agua para cubrir la zona que quieras limpiar. Dejá reposar unas dos horas y retirá con una espátula. En las manchas de las sartenes, para que no pierdan su antiadherencia, necesitarás hacer una pasta de bicarbonato, agua y vinagre. Dejá reposar 30 minutos y luego limpiá con una esponja y enjuagá.

12- Limpiar muebles del jardín

Necesitarás: ¼ de taza de bicarbonato (60 g) y ¼ de taza de agua tibia (62 ml). Disolvé bien en un recipiente y con un paño limpiá los muebles y secá bien.

13- Limpiar las paredes

Necesitarás: 1/4 de taza de bicarbonato, 1/2 taza de vinagre por 4 litros de agua. Con un trapo limpiá la pared de arriba a abajo. Si querés quitar una rayón de lápiz, hacé una pasta con agua y bicarbonato, frotá la mezcla sobre la mancha con un trapo limpio hasta que se elimine.

14- Limpiar el inodoro

El hecho de que tenga agua “estancada” provoca zonas amarillentas que dan la sensación de suciedad. Los productos habituales pueden dañar la porcelana y las tuberías. Con el bicarbonato mantendrás la fosa séptica limpia, evitarás atascos y cuidarás el inodoro. Una vez a la semana espolvoreá una taza de bicarbonato y dejalo reposar unos 30 minutos. Echá un poco de vinagre y fregá la zona con la escobilla o con un estropajo.

15- Muebles limpios

Es muy útil para limpiar muebles, incluso los pintados. Poné un poco de bicarbonato en una esponja húmeda y frotá ligeramente. Limpiá y secá la zona con un trapo limpio.

Eso sí, siempre que vayas a limpiar usá guantes y en la medida de lo posible ventilá bien la zona ya que a veces la reacción del bicarbonato con el vinagre puede producir malos olores.

Fuente: El mueble

COMENTARIOS