Italia

Un pueblo de Italia ofrece sueldos de 9.500 dólares para no desaparecer

Una medida drástica para frenar la migración hacia ciudades mas grandes. Cuáles son los requisitos para vivir en un lugar soñado.

domingo 25 de octubre de 2020 - 11:57 am

Conforme avanza la tendencia de mudarse a los centros urbanos mas importantes en busca de mejores oportunidades, otra se profundiza al interior de los países: los pueblos comienzan a desaparecer ante la falta de residentes.

Ante esta situación muchos gobiernos están implementando medidas extremas como pagar un salario a quienes decidan ir contra la corriente y mudarse a estos pequeños pueblos. Este es el caso de pueblo de Santo Stefano di Sessanio, ubicado en la región de Abruzzo, a casi 150 kilómetros de la capital Roma, que también tiene como objetivo atraer nuevos residentes y, de paso, “rejuvenecer” a la población.

Esto porque en la actualidad solo tiene alrededor de 115 habitantes, de los cuales unos 20 son menores de 13 años. Además, del total de residentes, solo entre 60 y 70 viven allí durante todo el año, asegura CNN.

Considerando esta situación, las autoridades locales decidieron hacer algo al respecto y pusieron en marcha este plan para atraer a nuevos habitantes, a quienes se les ofrece un incentivo de hasta 8.000 euros anuales (alrededor de 9.500 dólares) por mudarse a este pueblo.

Ese monto total se dividirá en cuotas mensuales que se extenderán por tres años, a lo que se suman otros 24.000 dólares para incentivar la puesta en marcha de un negocio o emprendimiento y la posibilidad de alquilar una propiedad por un precio simbólico.

“Ofrecemos un ambiente de tranquilidad donde es posible tener tiempo libre. Los paisajes son increíbles y el aire siempre es limpio y fresco”, dijo el alcalde Fabio Santavicca sobre el pueblo, ubicado a 90 minutos de la playa del mar Adriático.

Sin embargo, hay ciertos requisitos que se deben cumplir para poder acceder a este beneficio. Las condiciones indican que quien se mude a este pueblo debe radicarse allí por cinco años como mínimo, tener entre 18 y 40 años, ser residente en Italia y ser ciudadano de la Unión Europea o, al menos, tener derecho a permanecer en esta comunidad por un tiempo indefinido.

Otro requisito es que actualmente se debe residir en alguna zona italiana con más de 2.000 habitantes, para así no afectar a otra localidad que también tenga un número reducido de pobladores.

COMENTARIOS