Alimentación

Cinco métodos para que la palta no se ponga marrón una vez abierta

Trucos para conservar por más tiempo este alimento

sábado 31 de octubre de 2020 - 7:17 am

La palta una vez abierta sufre reacciones de pardeamiento en presencia de oxígeno, que aunque no son tan veloces, a la larga rompen su estética y la textura de su carne aceitosa.

Para que no tome un color marrón, podemos seguir dos caminos: o bien limitar la presencia del oxígeno, o bien inhibir a las enzimas como la polifenol oxidasa, que es la que oxida los fenoles. Por lo tanto los métodos relatados van en esta dirección, y añadiremos otro: ralentizar la reacción usando el frío, ya que requiere calor.

– Es decir que la primera estrategia básica tiene que ser meter siempre la palta en la heladera. A temperatura ambiente y en presencia de aire se pardeará de inmediato.

– La segunda estrategia, en progreso, será meterla tapado en un tupper o en una bolsa de plástico estanca, a la que le hayamos quitado buena parte del aire. Cuanto menos aire tenga, menor será el pardeamiento. Con estas dos se puede conservar media palta de un día para el otro.

– Ahora bien, si la queremos para más días, debemos llenar el tupper con agua, para que disuelva la polifenol oxidasa y evite la reacción. Este método, que nos permite alargar la conservación, tiene el inconveniente de que reblandece un poco la superficie.

– El cuarto sistema es añadir limón a la pulpa visible, puesto que su ácido ascórbico (vitamina C) es un antioxidante más potente que los fenoles y se oxidará antes, consumiendo todo el oxígeno que hubiera en el tupper. Esto sí, guardándola en la heladera siempre. La contrapartida será que ganará acidez y sabrá a limón, aunque se puede lavar.

– El quinto, el que al parecer conserva mejor la palta, consiste en añadir al tupper cebolla fresca picada, no hace falta que sea sobre la pulpa. El sulfóxido de triopropanal que contiene inhibe a la polifenol oxidasa evitando que oxide el catecol. La conservación en estas condiciones puede durar varios días en perfectas condiciones.

Fuente: El diario

COMENTARIOS