Axel Kicillof

Kicillof prohíbe el uso de aire acondicionado en la temporada de verano en la Costa

No obstante, la declaración de la OMS al respecto es muy cautelosa ya que afirma que las pruebas del contagio vía aire son indirectas

miércoles 21 de octubre de 2020 - 12:11 pm

La confirmación de que habrá temporada de verano por parte del gobernador bonaerense, Axel Kicillof, fue celebrada por los intendentes así como también por hoteleros y gastronómicos.

Tras informar que la misma se extenderá entre el 1 de diciembre y el domingo 4 de abril, con la salvedad de que los propietarios no residentes podrán viajar desde el próximo 1 de noviembre, se conocieron detalles del protocolo que deberán seguir los sitios turísticos y una decisión despertó polémica.

Se trata de la prohibición del uso del aire acondicionado en los alojamientos porque se lo considera contraproducente para impedir los contagios de coronavirus.

A través de Twitter, cientos de usuarios salieron a rechazar la prohibición y atribuyeron el anuncio como una “excusa al desabastecimiento energético” en territorio bonaerense.

Qué dice la OMS el uso del aire acondicionado

No obstante, lo cierto es que el uso del aire acondicionado y su influencia en la propagación del coronavirus es una de las tantas contradicciones en las que incurrió la Organización Mundial de la Salud (OMS) desde que comenzó la pandemia.

En marzo, el organismo había concluido que el virus se transmite por el contacto con gotitas de saliva que proceden de tos, estornudos o de la simple respiración cercana de otra persona, pero que no quedaba flotando en el aire ni era posible que se transmita a través de él si una persona sale a la calle o camina por un supermercado.

Sin embargo, en junio un estudio realizado por el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Infecciosas (CDC) del Distrito de Guangzhou Yuexiu, China relacionó al COVID-19 con el uso del aire acondicionado.

Más tarde, 239 científicos internacionales urgieron al organismo internacional y la comunidad médica a “reconocer la posible transmisión aérea del COVID-19”.

No obstante, la declaración de la OMS al respecto es muy cautelosa ya que afirma que las pruebas del contagio vía aire son indirectas.

COMENTARIOS