Política

Mauricio Macri: “Hoy el peronismo es el partido de los que no trabajan”

El expresidente aseguró que no será candidato el año próximo porque no necesita fueros: "No hice nada incorrecto. Estoy más que tranquilo"

martes 20 de octubre de 2020 - 9:30 pm

En una nueva entrevista que dio este martes, el ex presidente Mauricio Macri volvió a hablar contra el peronismo, al que consideró que “hoy es el partido de los que no trabajan”. Además, el ex mandatario aseguró que se siente perseguido judicialmente, aunque aclaró que “no necesito fueros”.

Los veo en el rumbo equivocado y por este rumbo no hay destino. Eso me preocupa enormemente. Ese conflicto con el mundo, dándole clases de cómo manejar la pandemia y haciendo un papelón. El conflicto con Brasil. Bolsonaro porque es Bolsonaro, Lacalle porque es Lacalle, Piñera porque es Piñera. Paraguay porque es Abdo Benítez”, aseguró el expresidente sobre el Gobierno actual.

En diálogo con Jonatan Viale en A24, Macri sostuvo que “el camino es la armonía, la prudencia, el valor de la palabra. Retomar el diálogo con todos los sectores. Siento que Juntos por el Cambio ha sido constructivo. Lo que uno siente del otro lado es un atropello sistemático de las instituciones, el valor central que ha defendido Juntos por el Cambio”.

Sobre las elecciones legislativas de 2021, indicó: “No me veo candidato, no es mi lugar. “No me veo candidato el año que viene, sin hipocresía. Siento que no es mi lugar. Y aparte yo no necesito fueros, no hice nada incorrecto. Estoy más que tranquilo“.

El ex presidente agregó: “Hoy, la verdad, sin hipocresías, siento que no he terminado el proceso de lo que vivía, una responsabilidad que asumí como un gran honor pero me provocó un enorme desgaste personal, familiar. Siento que tengo que cumplir con los argentinos haciendo lo que estoy haciendo. Viendo que hay muchos dirigentes que tengo que apoyarlos a crecer. Para que además sepan que no hace falta hacer parricidio, no estoy queriendo ocupar ningún lugar. Tengo una relación sana con todos mis dirigentes, los he ayudado a crecer, los he apoyado. Empezando por Horacio (Rodríguez Larreta) y lo voy a seguir apoyando porque me parece que cada uno se quiera preparar. Y finalmente la que decide es la gente”.

Consultado sobre si valió la pena ser presidente de la Nación, respondió: “Sí si dentro de 10 años Juntos por el Cambio va por su segundo mandato y el debate con el peronismo -habiendo roto el secuestro del kirchnerismo- es desde la racionalidad y desde discutir quién hace las cosas mejor. El rumbo que tomó Chile, Paraguay, Uruguay, Brasil. Todos. Diría que valió la pena un gobierno que mostró en cuatro años algo insuficiente en lo económico pero otra cultura del poder. Se respetaba al periodista, al juez, al gobierno. Se apostaba a la revolución tecnológica, se expandió Internet, teníamos energía y no teníamos más cortes de luz. Mejoró la educación y hubo una baja del 30% de homicidios. Un gobierno que quería cimentar la institucionalidad”.

Y realizó una autocrítica: “Asigné todo mi tiempo a la micro, a resolver la exportación, que la AFIP funcione bien, que tengamos convenios con los chinos. Y no resolví lo central, lo que resuelve la pobreza: tener moneda. La economía sin moneda no existe. Hablamos del dólar porque no tenemos moneda. Durante años no hemos podido sentarnos alrededor de una mesa y decir: ‘Esta es la plata que tenemos y estas son las prioridades. No se puede gastar más que esto, con esta plata nos arreglamos. Y con impuestos que no sean confiscatorios’, explicó Macri.

En cuanto a la autocrítica de su gobierno, continuó: “Yo me fui con el dólar a $45, el 12 de agosto… El mundo se maneja con expectativas. Mi gobierno económico se terminó con las PASO. Como dijo Cavallo en un paper. ‘Si gana Macri va a bajar la inflación, se acelera el crecimiento y el dólar va a bajar un poquito. Si pierde se descalabra todo’. Y esto fue lo que pasó”.

Y prosiguió: “Que quede claro: la gente me votó a mi. Yo soy responsable de todo lo que hice mal. Yo puse a la gente y estoy orgulloso de la gente que puse. Creo que fue un gran equipo. Ahora, creo también que si hubiese designado el tiempo tampoco hubiese tenido éxito. Cristina Kirchner siguió dominando el sistema. Había una fuerza instalada que nunca abandonó el control del sistema político. A tal punto de que ni siquiera me traspasó los atributos. Una traba detrás de la otra que impidía llegar a los acuerdos profundos. Todos los gobernadores e intendentes querían desprenderse del liderazgo de Cristina”.

“Muchas veces pensé para qué me metí en esto. Juliana me dice: ‘Ya está, no tenés tantos años más, vos te creés que sos un pibe’. Pero bueno, lamentablemente es así. Soy tan pesimista como la mayoría de los argentinos para los próximos meses. Pero optimista por los próximos años. Me da esperanza que este sea el último gobierno populista de nuestra historia. Saber que si trabajás te va a ir bien, no gente que cuestione la meritrocacia. La dignidad del trabajo, lo más importante es trabajar. Trabajo, trabajo y trabajo. Hoy es el peronismo es el partido de los que no trabajan”, sostuvo.

Macri remarcó que le duele ver “a la gente tan angustiada. Esta sensación de que el Estado te abandona y te pueden usurpar. Me sorprendió mucho una anécdota de un intendente que me dijo que la gente no se deja hisopar porque si le da positivo lo tienen que llevar a un proceso de aislamiento y pierden su casa. Le tienen más miedo a la usurpación que a la infección. Eso me preocupa mucho. También que la reacción del Presidente y su gobierno sea enojarse con los que salen a manifestarse, pacíficamente, con los que salen a expresarle su preocupación. Y esto de decir ‘no son el pueblo’, cuando somos todos el pueblo”.

 

COMENTARIOS