Policiales

Caso Neuss: una empleada de la familia relató a la Justicia el femicidio de Silvia Saravia

La mujer contó lo que vio y oyó la noche previa a que el empresario asesinara a su esposa y qué le dijo la víctima antes de morir

martes 20 de octubre de 2020 - 7:15 am

Después de que la autopsia de Silvia Saravia confirmara que la mujer intentó defenderse del ataque de su marido, Jorge Neuss, la investigación a cargo de la fiscalía de Violencia de Género de Pilar comenzó a trabajar sobre el perfil del femicida, que ser suicidó tras matar a su esposa.

Según indica el portal Infobae, en las últimas horas declaró una vez más ante la fiscal María José Basiglio una de las dos empleadas domésticas que estaban en la casa de Martindale el mediodía del pasado sábado 10 de octubre, cuando fue el crimen.

“Fue una pelea importante”, admitió esta mujer de 49 años, contratada por Jorge Neuss para trabajar junto a otra compañera en las tareas domésticas a principios de 2019.

La empleada, cuya identidad no trascendió, contó que la noche previa al asesinato Jorge Neuss y Silvia Saravia habían discutido intensamente y que la esposa del empresario salió de la casa cerca de las 22 del viernes, se subió a su auto y se fue. “No nos habló, no nos dijo a dónde iba ni si volvía, se fue”, declaró la mujer.

Tampoco pudo precisar si Silvia Saravia volvió y durmió con su marido porque poco después de la salida del hogar de la víctima ella se fue a dormir. Sin embargo, ese dato fue confirmado el viernes por Lucila, la única hija del matrimonio. Ella reveló que su mamá pasó la noche en su casa.

Según fuentes judiciales, Lucila declaró que su madre apenas le dijo que hubo “una discusión” y que ella no le dio más trascendencia. Sin embargo, allegados a la familia confirmaron que el plan para irse del exclusivo country Martindale (donde la pareja y los cuatro hijos tienen sus respectivas casas) existió pero no llegó a concretarse.

Para salir de la espiral de violencia y maltrato en la que se sentían atrapadas, le propuso a su madre irse ese fin de semana fatal a un campo que la familia tiene en Sierra de la Ventana. “Nos vamos hasta el martes, hasta que se calme un poco todo. Mañana vas a buscar algo de ropa y listo”, le dijo, palabras más palabras menos.

La testigo dijo ayer que ella cree que “no pasaron más de 10 minutos” desde el momento en que vio llegar a su patrona a la casa y escuchó el primer disparo (que ella creyó que había sido el ruido de un camión), lo cual es coincidente con las pruebas tecnológicas, que indican que a las 12.37 Neuss estaba solo y que a las 12.51 ambos, él y su esposa, estaban muertos.

“No le dije que habíamos escuchado dos disparos porque no quise alarmarla”, admitió ante la fiscal.

COMENTARIOS